Bitman & Roban

Tras decantar el ímpetu electrónico que, para bien y para mal, agitó las urbes de Chile durante los años noventa, fueron apareciendo trabajadores del tecno de referentes más amplios (hip-hop, pop, soul). Bitman & Roban es un proyecto representativo de esa nueva etapa del trabajo electrónico en el país. La dupla de Toto Bravo y Christian Powditch se fue afianzando no por su discoteca sino por su versatilidad, al ser capaz de componer música para situaciones diversas, no limitadas a la pista de baile. En su caso, el verbo «componer» es preciso: el dúo arma sus tracks según la lógica del cortar/pegar, mezclando códigos propios de la electrónica (uso de secuencias y programaciones) con ideas asociables al hip-hop, principalmente los samplers y scratches.

Leer más

Años

Santiago, 1999 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Bitman & Roban

Integrantes

Bitman (José Antonio Toto Bravo), tornamesas y programación (1999 - ).
Roban (Christian Powditch), teclados y programación (1999 - ).
Pancho G, guitarra (2002 - ).
Kataix (Adolfo Araus), teclados (2004 - ).
Titae (Roberto Lindl), bajo y contrabajo (2004 - 2005).
Luis Tata Bigorra, batería (2006 - ).

Marisol García

Composición de a pedazos
El arquitecto Christian Powditch acumulaba ya años de experiencia musical junto al cuarteto Plan V cuando, en 1999, comenzó a improvisar y grabar junto a José Antonio Bravo, diseñador gráfico y DJ aficionado. Luego de algunas presentaciones en vivo, el dúo acumuló un repertorio suficiente para pensar en un disco largaduración, y así debutaron en el 2000 con un álbum de título elocuente: Hurtos. Allí, pedazos de grabaciones de, por ejemplo, Tomita, Tom Jones, Herbie Hancock y el antiguo grupo peruano Los Pasteles Verdes iban sucediéndose hasta completar composiciones amables al oído y no demasiado extensas.

Shows principalmente en Santiago los ocuparon durante el tiempo que transcurrió hasta la grabación de un segundo disco. Insistieron en su orgullo por hacer música con la propiedad ajena, y presentaron el disco bajo el título Robar es natural (2002). El álbum incluía colaboraciones de músicos como Cuti Aste, Seo2 (Makiza), Gabriel Vigliensoni y DJ Squat. Estaba, por lo mismo, muy lejos de un espíritu de autor; con citas casi infinitas, y manos y voces diversas puestas al servicio de tracks como "Rita Lee" y "Lionel" (Richie, suponemos). El single "Robar es natural" estaba cantado por el rapero Solo di Medina.

En diversas entrevistas, Christian y Toto insistieron en presentar su música como un trabajo sin necesidad de etiquetas: «El concepto de la electrónica está errado. Hasta lo que hace Myriam Hernández está pasado por pistas y puede catalogarse como dance. Nosotros nunca pertenecimos a ese estilo. Es más, nuestra vertiente es la música negra. Hacemos música con sentido del humor. Lo pasamos bien cuando trabajamos y siempre tratamos de poner un sentido lúdico, de jugueteo a las canciones», explicó alguna vez Christian Powditch.

Los dos músicos comenzaron a afianzarse en paralelo como solicitados compositores y productores, con encargos para la musicalización de series televisivas, películas y la asesoría a otras bandas (Rock Hudson, por ejemplo). Dentro de esta dinámica, Toto se desmarcó en un momento para grabar un álbum solista (Sunset beats, 2003), presentado bajo el seudónimo de DJ Bitman y que dio inicio a una exitosa trayectoria en paralelo.

El primer disco internacional
La lógica colectiva dirigió también la grabación de Música para después de almuerzo (2005), cuando ya Roberto Titae Lindl y Adolfo Araus se presentaban como integrantes estables del conjunto (ambos habían colaborado en el disco solista de Bitman, y en algunas presentaciones en vivo del dúo). Con esta formación de cuarteto, Bitman & Roban se sintieron ya con el derecho a inscribirse dentro de la tradición rockera: «Ahora somos una banda de rock», advirtieron entonces, aunque luego vendrían nuevas definiciones.Música para después de almuerzo combinaba piezas instrumentales con grabaciones de vocación pop. Nuevamente, el grupo se destacó por el buen nivel de sus invitados, entre los que se contaban esa vez Ana Tijoux, Juan Chills (Tiro de Gracia) y Tea Time, entre otros. En algunas presentaciones en vivo llegaron a tener hasta ocho músicos sobre el escenario.El disco se publicó en 2006 en Estados Unidos y México a través de Nacional Records, sello extranjero que ha ayudado enormemente a la difusión de la música del grupo en Norteamérica. Como ejemplo, la canción "Get on the floor", de ese preciso disco, fue escogida para musicalizar el videojuego "Fifa Soccer", uno de los más populares de la empresa Electronic Arts.

Illapu al Movistar Arena

El lanzamiento del disco y el DVD con su concierto en el Caupolicán el año pasado  lleva a Illapu al recinto cerrado con mayor aforo en Santiago. Con el actor Luis Dubó en los relatos, mostrarán El grito de la raza, su obra conceptual grabada en 1978 (con la formación de la foto), donde recorren la historia de América. También tocarán los clásicos de sus 48 años de vida.

Justicia para Gustavo

Desde las tres de la tarde, PedroPiedra, Medio Hermano (en la foto), Flor de Rap, y muchos otros, protagonizarán una jornada en el Centro Cultural Rojas Magallanes de la Florida en apoyo a Gustavo Gatica. Se recibirán insumos para la Cruz Roja.