$990

No es que la entrada a sus conciertos o el disco cuesten nuevenoventa, sino que el dúo formado por Ana Norambuena y Pablo Muñoz lleva ese nombre, tan familiar para los buscadores de ofertas. Como son sólo dos, se van intercambiando los instrumentos: teclado, sintetizador, guitarra, bajo, batería programada. Es la voz de Ana la que prende un puñado de lúgubres y grises canciones sobre la vida en Santiago bien delineadas por el pop, aunque con algo de la herencia pospunk.

Leer más

Años

Santiago, 2005 -

Décadas

2000 |

Géneros

$990

Integrantes

Ana Norambuena; voz, guitarra, teclado y programación (2005 – •)
Pablo Muñoz; teclado, programación y bajo (2005 – 2010)

Macarena Lavín

Ambos integrantes se conocieron en el año 2000 y, luego de darse cuenta de su común interés musical, empezaron a componer temas en una línea amplia, que Ana define como «sobre todo de la segunda mitad del siglo XX, pero también previa», y que tiene las guías de bandas como Sonic Youth, Velvet Underground y Los Prisioneros como citas recurrentes.

Tres temas en un concierto organizado por el colectivo de bandas independientes Romina Recor (también integrado por gente como Diego Morales y Times New Roman) en la sede de la FECH marcaron el debut público de $990, en julio del 2005. Para el concierto siguiente, ya había cinco canciones y un EP ($990). El grupo explica que, para ellos, cada presentación en vivo no sólo les implica ensayar y grabar las bases, sino también que cada uno se ocupe de tocar un instrumento diferente, preparar su vestuario, la iluminación y los videos. En otras palabras, $990 es un dúo que apunta más lejos que solo la música.

En el 2006, el dúo dio el primer salto que los hizo más conocidos en la escena santiaguina, al abrir el concierto de lanzamiento del primer disco de Javiera Mena. En marzo del año siguiente, $990 ya estaba listo para presentar Vías combinadas, su álbum debut. Cada pista del disco parece una foto de una situación citadina: “Vista de arriba la avenida, se multiplican las pistas en ritmos y sonidos”, es uno de los elocuentes versos del tema que le da título al disco. En la música de este dúo lo que manda es lo sensorial; como si sus versos llevaran inmediatamente al auditor a una determinada escena. Así también, el nombre del grupo conduce a una imagen recurrente en Santiago: las ofertas a $990, generándoles así promoción sin mucho esfuerzo: «Una vez que sabes que existe, ves el nombre repetido siempre».

Remito: $990 remixes (2009) incluyó remezclas de canciones hechas por algunos músicos amigos (GenéricosQuieroStar y Diegors & the Don [junto a Matías Aguayo]) y también por ellos mismos. El resultado, si es posible, suena aún más lúdico que sus primeras versiones. Con “Gatito remix invernal”, tema que abre el disco, sacan su primer videoclip. Desde 2010, Ana decide seguir sola a cargo de la banda, trabajando en colaboración con otros músicos.

Natalino sale a recorrer Chile con nueva canción

El trío romántico abre su itinerario el 14 de diciembre con un concierto en Valdivia. Seguirán en Puerto Varas, Casablanca, Panquehue, Maullín, Curacaví, Quintero y Papudo, entre otras localidades. Con miras a su nuevo álbum, titulado Natalino vivo, el grupo liberó además la balada “No volveré a caer”, del autor curicano Lenny Zing.

El año de Jorge Peña Hen

A 45 años de su asesinato a manos de la Caravana de la Muerte, en La Serena se levantó un monumento que recuerda su pionera labor como educador.