Tomás Krumm

Mitad autodidacta y mitad formado por el cubano Juan Chiriño, Tomás Krumm pertenece a la generación de pianistas que aparecieron en la segunda mitad de la década de 2000 (Américo Olivari, Orión Morales, Jorge Vera, Antoine Alvear y un poco más tarde Rodolfo Chodil), con frentes variables de expresión musical y un avanzado adiestramiento: en el caso de Krumm, el post bop y el jazz de raíz afrolatina.

Fechas

Santiago - 16 de octubre de 1983

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Tomás Krumm

Iñigo Díaz

Influenciado por nombres históricos como Horace Silver y Herbie Hancock, Tomás Krumm desarrolló inicialmente un trabajo sobre el “piano solo” con temporadas de repertorio en hoteles. Luego fue sideman del cuarteto del tenorista Jimmy Coll (2005), del quinteto del altoísta Cristián Gallardo (2007), del quinteto del guitarrista Gabriel Feller (2008) y como líder encabezó un piano trío contemporáneo junto a Eduardo Crespo Peña (contrabajo) y a Andrés Celis (batería). Con ellos abordó el trabajo de arreglista de standards modernos casi desconocidos, se presentó en sesiones del Club de Jazz y viajó al Festival de Jazz de Haití en marzo de 2008.

A mediados de ese año estrenó un vibrante quinteto de "raíz Blue Note" con Sebastián Jordán (trompeta) y Andrés Pérez (tenor), con el que dio tiraje a sus composiciones "Cataclismo", "Jugo de manzana" y "Mareado". Algunas de estas piezas llegaron al disco en 2012, cuando Krumm reorganizó ese quinteto incluyendo al tenorista Agustín Moya y completando la sección rítmica con el contrabajista Milton Russell y el baterista Andrés Celis. Su debut con este conjunto fue editado por Discos Pendiente con el título de Folklore ajeno.

"El pueblo unido" en pandemia

Más de 50 voces en un coro, 21 guitarristas, 21 instrumentistas de viento, seis percusionistas, un arpista, 12 violinistas... Un total de 120 músicos doctos en Chile y otros cinco países dieron vida con sus celulares a una versión de "El pueblo unido", como un homenaje al estallido de octubre. Así lo presentan: "Nuestra lucha está en pausa".

"Cantar cuando se acaba el mundo"

"Porque esta es mi misión". "Corona blues" es la rockera mirada de Eduardo Carrasco, director de Quilapayún, a  la pandemia. La producción es de Fernando Julio, y lo acompañan, entre varios, ex músicos de Los Bunkers.