Miguelo

Miguelo es uno de los nombres más recordados de la abundante oferta musical de la televisión de los '80. En esa escena poco diversa en general el cantante se distinguió por una menor formalidad y el uso de baile y sensualidad en sus presentaciones en vivo. Su gran hit fue "Filo contigo", una canción con una escasa rima, pero donde el uso de una expresión juvenil de moda ("dar filo", es decir "castigar con la indiferencia") la convirtió en un fenómeno pop. El año 1985, Miguelo sonó en radios y estuvo en televisión, y en 1986 llegó al Festival de Viña del Mar. Entrados los años '90, convertido en empresario nocturno, se alejó de la primera línea de la música. Su nombre musical, en todo caso, es mayormente recordado por su primera época. Es que al margen de juicios estéticos, las canciones de Miguelo son esenciales para describir y comprender la música chilena de la década del '80.

Fechas

Santiago - 22 de octubre de 1956

Décadas

1980 |1990 |2000 |

Géneros

Miguelo

Jorge Leiva

Miguelo, que se llama Miguel Esbir Barco, es santiaguino, pero de joven se fue a vivir a Viña del Mar tras un paso de un año por la carrera de Derecho en la Universidad de Chile. Allá instaló un restaurante y un pub en Reñaca –el Pub de Miguelo- por donde pasaron muchos cantantes de esos años (como Pancho Puelma o Alberto Plaza) y donde él mismo se presentaba en el escenario, cantando covers de canciones de moda.

En 1984, por sugerencia del director televisivo Sergio Riesenberg, grabó en los estudios de EMI la canción "La colegiala", un tema de origen peruano popularizado en América Latina por la Sonora Dinamita, y que registró con arreglos del pianista argentino Raúl Di Blasio. El tema fue un mini fenómeno radial que pavimentó el camino para grabar otras canciones en el mismo sello.

Así, en 1985 lanzó el cassette A todo pulmón, donde compiló otras canciones en la misma línea del pop, incluyendo covers de una amplia gama: desde "Pónganse las pilas", de Menudo, hasta una versión del clásico brasileño "Acuarela", de Toquinho y Vinicius de Moraes.

El cassette incluía también varios temas originales, como "Se pasó", y el mayor clásico de su historia: "Filo contigo", una canción compuesta en conjunto con uno de sus músicos de la banda, Tito Acuña, y que recogió un término juvenil de esos años. Se convirtió entonces en una postal ineludible de la década de los '80, con un ambicioso videoclip, una vistosa coreografía y una abundante presencia en programas de televisión. Las camisas amasadas y la sensualidad de su imagen fueron factores claves en su innegable arrastre femenino.

En febrero de 1986 Miguelo llegó al Festival de Viña del Mar en condición de estrella y que consolidó su eco masivo. Grabó cinco discos con el sello EMI y estuvo en varios países vecinos mostrando sus canciones, pero avanzados los años '90, esa popularidad se fue apagando y la labor como empresario nocturno ocupó cada vez más su tiempo.

A mediados de la década se asoció con Miguel Piñera en la puesta en marcha de una serie de pubs llamados Entrenegros, que tuvieron una alta exposición mediática pero que terminaron con líos financieros que, incluso, llevaron a Miguelo a la cárcel por giro doloso de cheques el año 2004.

El año 2005, Miguelo reapareció como artista en el programa "Rojo VIP" de TVN, y en 2009 fue parte del reality show "Pelotón", de la misma estación, Pero esos son solo han sido paréntesis en su vida artística y empresarial, que si bien nunca se ha detenido, se ha movido lejos de los circuitos masivos de los años '80. En el 2016 presentó su primer single original en varios años: "Juguetes nuevos con pilas viejas". Un tema con aire de blues donde renueva el entusiasmo en su oficio musical. Así lo describió: «Es un reflejo de la etapa que estoy atravesando: lo paso la raja».

Historia y memoria: la biografía del dúo Los Perlas

En días de encierro y aislamiento, destacamos una nueva entrada dedicada al dúo de Óscar Olivares y Luis Silva. Ambos eran músicos profesionales y debutaron en 1956 con una inédita estampa de rotos, en contraste con el pulcro traje de huasos que caracterizaba entonces a  los conjuntos de folclor.

El primer libro del trap chileno

La investigación de Ignacio Molina se ordena a la manera de una «historia oral», con frases de entrevistas hechas por el autor a creadores e intérpretes como Pablo Chill-E, Gianluca, Young Cister, Lizz. Polimá Westcoast, Paloma Mami y Ceaese.