Luis Aguirre Pinto

El verso “En el río Calle-Calle se está bañando la luna” es la presentación absoluta de Luis Aguirre Pinto, cuyas dos canciones más importantes son las tonadas “Camino agreste” (1950) y “Camino de luna” (1958), a la que pertenece esa letra dedicada a las ciudades sureñas de Corral y Valdivia. Violinista en sus inicios y con presencia en espacios musicales de la belle époque capitalina como salones de té, hoteles y auditorios radiales, su paso a la composición lo llevó a incursionar en una amplia panorámica de ritmos, boleros, valses, tonadas y fantasías sinfónicas. Ello le significó entregar una gran cantidad de piezas al primer cancionero popular chileno y de paso ser considerado “el sucesor de Osmán Pérez Freire“.

Fechas

Copiapó - 10 de agosto de 1907
Santiago - 07 de julio de 1997

Décadas

1920 |1930 |1940 |1950 |1960 |1970 |

Géneros

Luis Aguirre Pinto

David Ponce

Aguirre Pinto nació lejos de esa zona, en Copiapó, el 10 de agosto de 1907, en un hogar aficionado a la música donde sus padres tocaban dúos de piano y violín en veladas provincianas. Cuando tenía siete años la familia se trasladó a Santiago, donde Aguirre inició sus estudios en los liceos Lastarria y Barros Borgoño mientras aprendía a tocar violín, saxofón y otros instrumentos.

A los diecisiete años, en 1924, el precoz autor ganó con la canción “Lluvia de besos” un concurso organizado por el sello Odeon, tras el cual la melodía fue grabada por el cantante argentino Carlos Pérez, Charlo, vocalista de la orquesta de Francisco Canaro. A los 21 años Aguirre Pinto partió en una gira continental con la cantante europea de tangos Angela Ferrari, y en Lima compuso una de sus primeras canciones populares: el vals “Reminiscencia”, interpretado por el cantante Pepe Aguirre.

Al volver a Chile formó su orquesta, acompañó a diversos artistas, actuó en la Caravana de la Música Chilena organizada por Pablo Garrido y trabajó en variados campos: cine, teatro, música sinfónica y popular. Para la primera película sonora de Chile, Hombres del sur, hizo las canciones “Rayo de luna” y “Canción de ausencia”, y colaboró en los filmes Llampo de sangre y Tierra quemada.

Su trabajo en música para teatro data de 1927, vinculado sobre todo a Alejandro Flores (Los megatones del sultán) y a revistas de Carlos Cariola como Mosaicos, Aquí también cantamos ópera o La revista pintoresca. Estrenó su opereta Las damas caprichosas (1955) en el Teatro Satch y compuso las obras sinfónicas “Aires chilenos” (1960) y “Tonada sin palabras” (1970), esta última para la orquesta de cámara de la Universidad Técnica del Estado.

Tampoco se sustrajo a la oleada del bolero de los años ’50 y escribió “Diamante azul”, “Un día llegarás”, grabado por Fernando Albuerne, y “Dudas de mí”, por Mario Aguilera y la orquesta de Federico Ojeda. La evocativa tonada “Camino agreste” (1950) fue una especie de adelanto de su mayor éxito, “Camino de luna” (1958), escrito a raíz de un encargo del diario El Correo, de Valdivia.

El catálogo de Aguirre Pinto incluye más títulos: “Canción del carretero”, “Nieve en el corazón”, “Luna que sabes de amores”, “Tus trenzas”, “Luna striptisera” o “El indio y su mula”. Sonia y Myriam se iniciaron en 1942 con canciones suyas. “Camino de luna” fue grabada por Ester Soré y el Cuarteto Llaima (1957) y “Camino agreste” por el célebre cantante de boleros mexicano Alfonso Ortiz Tirado y por Los Huasos Quincheros (1961), entre una gama de intérpretes internacionales como Imperio Argentina, Xiomara Alfaro, Tito Rodríguez o Leo Marini, y chilenos como Rosita Serrano, Los Cuatro Huasos, Arturo Gatica, el Dúo Rey-Silva, Los Cuatro Hermanos Silva, Hilda Sour y Ginette Acevedo.

Luis Aguirre Pinto murió el 7 de julio de 1997, a los 89 años, a raíz de un paro cardíaco tras una enfermedad pulmonar con la que pasó sus últimos meses en la casa de reposo Hogar Dulce Hogar, administrada por la cantante Mónica de Calixto. Hacia el final de su carrera desempeñó cargos directivos en la Sociedad Chilena del Derecho de Autor y partió con un honor debido. La Municipalidad de Valdivia declaró en 1971 ciudadano ilustre a Luis Aguirre Pinto, el hombre que escribió la canción más universal de esa ciudad.

Beto está de vuelta

El cantante ofrece un concierto este jueves 13 en el Movistar Arena, para comenzar a celebrar sus 30 años de carrera. Éxitos de La Ley y nuevas composiciones, como el single “Rosas en el lodo” junto a los colombianos Monsieur Periné, serán parte del repertorio. El sábado 15 repite en el Espacio Marina de Concepción.

Padre e hijo
Le-Bert

Dos discos se presentan este viernes en El Sindicato (Maipú 424, Barrio Yungay). El primero solista de Camilo Le-Bert, voz del grupo de rock y fusión Fósil, y el cuarto solista  de Luis Le-Bert, donde revisa, solo con guitarra y voz, canciones de Santiago del Nuevo Extremo.