Lorena Gormaz

Lorena Gormaz tiene una triple faceta de compositora, pianista y cantante popular. Una de las nuevas voces de la fusión latinoamericana de los años 2000, con gran conocimiento sobre la música afroperuana, criolla chilena y popular brasileña. Estudió piano con la concertista María Paz Santibáñez y parte de su adiestramiento vocal lo obtuvo con Arlette Jequier, por lo que sus estilo y timbre también se asociaron en su momento al de la avanzada cantante de Fulano.

Fechas

Santiago - 14 de noviembre de 1982

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Lorena Gormaz

Iñigo Díaz

Aún estaba en el colegio cuando se integró al grupo de fusión Apus Jazz Bank para sumarse a las últimas sesiones de grabación del disco Apus (2000). Ahí dejó regisdtrada su voz en algunas piezas de Violeta Parra (“Rin del angelito”) y de Víctor Jara (“El derecho de vivir en paz”), traspasadas a lenguajes jazzísticos más mestizos que puros. Con este conjunto, Gormaz se presentó en escenarios finlandeses de Helsinki y en el Festival de Jazz de Pori.

A su regreso amplió su visión de la música moderna y por más centrada que estuviera en el elemento acústico, no dejó fuera las tecnologías para trabajar su voz con efectos y procesos. En 2004 se integró al grupo El Gremio, formado por profesores de la antigua Escuela SCD (Marcelo Aedo, Paulo Paranhos, Rodrigo Vásquez), donde se desarrolló además como multi-intrumentista, aunque sin ser especialista. Poco después se integró al quinteto del guitarrista Gabriel Reyes que trabajó sobre la música popular brasileña, siempre con la figura doble de la cantante y pianista Tania María como norte.

Nuevos estudios de profundización de la voz en las escuelas Vocal Tech de Londres y Vocal Collective de Nueva York le dieron a Gormaz acceso a otras dimensiones de la música. Ella llevaría estos alcances al disco en 2015 con Tolita, una serie de seis canciones autorales (“Nubecita”, “Silénciame”, “Como una señal”) dentro de una estética que fusionó la música latinoamericana orgánica y el tratamiento pop a partir de herramientas electrónicas, y que la pusieron de vuelta en el circuito chileno.

Demian Rodríguez al alza: «Podría haber perdido la apuesta»

Muy tempranamente, la idea de componer canciones y convertirse en cantor popular se instaló en la vida de Demian Rodríguez. Era, quizás, el menos conocido de los nominados al Premio Pulsar a mejor cantautor 2016, y de todos modos ganó el premio. Entonces, dice ahora, «¿cómo no voy a querer seguir insistiendo?».

El Pueblo Unido

La canción de Sergio Ortega y Quilapayún es de 1973, y es un himno universal. Un poco de su historia en un minuto. Lee Sandra Zeballos