Las Mairinas

La exploración de estructuras y formatos musicales diversos caracteriza el trabajo de Las Mairinas, el proyecto que fundó Walter Roblero en paralelo a Congelador y que bajo esa denominación ha acogido a diversos colaboradores. La conjugación de elementos electrónicos y orgánicos y un discurso sutilmente crítico han caracterizado su música, desplegada en grabaciones y esporádicas apariciones en vivo. 

Fechas

Santiago - 06 de abril de 1976

Décadas

2010 |2020 |

Géneros

Grupos

Rodrigo Alarcón

Walter Roblero, uno de los fundadores de Congelador, había dado luces de intereses paralelos en 2004 cuando fundó un grupo de existencia fugaz llamado Dormitorio, al que luego sumó su participación en Los Embajadores.

Sin embargo, fue en 2015 que dio cauce a esas inclinaciones con mayor decisión e inició Las Mairinas, un proyecto que ya desde su nombre anticipaba que sus márgenes podían ser difusos. Su primera publicación, Restos (2015), contenía solo dos pistas, pero se extendía por más de 20 minutos con una música de desarrollo paulatino, contemplativa y casi completamente instrumental.

Roblero estuvo allí acompañado por Carolina Espinoza (Deplásticoverde) y Estefanía Romero-Cors (Congelador), un núcleo que se amplió con la guitarra de Ramiro Durán y la voz de la realizadora audiovisual Rosario González para su primer disco de larga duración, Ladrillo princesa (2017). 

Con puntuales presentaciones en vivo en su trayectoria, Las Mairinas se concentró en las grabaciones y mostró otra cara en Los retoños (2019), un registro donde Carolina Espinoza repitió como aliada permanente en percusiones y al que se sumaron el músico experimental Juan Cacciuttolo y las voces de Kinética y Rosario González. Elementos del dub y la electrónica se fundieron ahí con un imaginario crítico con lo que Roblero describió entonces como “el resurgimiento del fascismo”.