Juana Rodríguez

Una vida musical de itinerancias tuvo la cantante de jazz Juana Rodríguez, iniciada muy joven en el circuito de la música popular chilena en los tempranos ’90, antes de convertirse en solista en lugares tan cosmopolitas como Barcelona (2000), donde grabó su primer disco de standards, Speak low (2006), y en Nueva York (2006), donde continuó con su trabajo de composición, arreglos y performance en el jazz vocal.

Fechas

Roma (Italia) - 06 de junio de 1979

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Juana Rodríguez trabajó en dos líneas. En las técnicas del canto lírico (con Patricia Herrera e Inés Délano) y en la destreza del canto moderno (con Arlette Jequier). De la cantante de Fulano obtuvo finalmente armas para iniciarse en los ámbitos jazzísticos y antes de cumplir los 20 años en Chile ya participaba de jam sessions en el Club de Jazz, además de colaborar con el grupo pop-soul Azulado o el ensamble de fusión criolla La Marraqueta. En 2000 emigró a Barcelona, se vinculó con músicos de todos los continentes y formó su propio jazztet, considerando a solistas catalanes y el protagonismo del saxofón barítono como instrumento solista.

En su álbum Speak low visitó piezas del cancionero del swing, de autores como Cole Porter, George Gershwin o Richard Rodgers. Seis años más tarde viajaría a Nueva York para profundizar en el estudio del scat (improvisación vocal) y convertirse así en la tercera de las cantantes del jazz chileno en Nueva York: Claudia Acuña, Alexandra Inzunza y Juana Rodríguez.

Tomás del Real: cantar para cosechar

Sembrar de nuevo es el álbum que cierra el primer tríptico de grabaciones del joven trovador viñamarino, una breve serie de canciones de naturaleza acústica que surgieron al fragor del estallido de octubre y que viven una segunda edad en la dubitativa realidad de la pandemia. La edición ilustra su cubierta con una escultura en madera del artista visual Cristian Garrido.

Conversaciones con el Grupo de Los Diez

El pianista de jazz que vive desde 1999 en esa ciudad dialoga con Alfonso Leng, Alberto García Guerrero y Pedro Humberto Allende a través de sus partituras, que aborda desde la improvisación. Su nuevo disco considera cuarteto de jazz y cuarteto de cuerdas.