Felipe Chacón

Sin mayor impulso que la intuición, Felipe Chacón se convirtió en el contrabajista-insignia desde comienzos de los ’90 en torno al Club de Jazz, cuando hombres como Sammy Domínguez o Moncho Romero (en su faceta frente a las cuatro cuerdas), ya eran solistas de gran trayectoria. Más adelante profesor de yoga, Chacón fue tal vez el primero de los contrabajistas de esa década, un profundo conocedor de los walking en la línea estilística central, un sólido soporte en bandas swing y bop, y un rostro inconfundible durante las interminables jams de la década de la transición del jazz.

Fechas

Santiago - 08 de noviembre de 1969

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Felipe Chacón

Iñigo Díaz

A pesar de que su padre —el banjoísta de los Dixielanders, Manuel Chacón— había sido un activo hot jazzer desde los años ’50, Felipe Chacón sólo se decidió a probar en este género a los 21 años. Estudiando los rudimentos en la Universidad de Chile se vinculó al trompetista Cristián Muñoz y al pianista Carlos Silva para iniciar un primer proyecto de improvisación jazzística. El trío se llamó Contratiempos (1992-94) y para cuando logró una fecha en el Club de Jazz, carecía de baterista.

Fue cuando el histórico Carlos Figueroa, entonces a cargo de las programaciones del club, se unió a estos jóvenes para “parchar” la batería. Quedó tan sorprendido por la conexión que siguió adelante con el proyecto como el cabecilla de Contratiempos. Desde ese momento, Chacón pasó a ser el colaborador clave de Figueroa y a gracias a esta categoría se multiplicó como sideman.

En los años siguientes tocó para el saxofonista Marcos Aldana (1992-94), la Hamilton Big Band (1993-94), el baterista Alejandro Espinosa (1998-01), el grupo Swing and Company (1999-00), el guitarrista Federico Dannemann (1999-03) y el trompetista Daniel Lencina (desde 1999). Un particular paréntesis se fecha en 1994. Ese año Chacón inició sus ensayos como líder, a la cabeza de un cuarteto donde figuraban un muy joven Jorge Díaz (guitarra), Jimmy Coll (saxo tenor) e Iván Lorenzo (batería). Cuando se integró Cristián Cuturrufo, el quinteto adoptó el nombre del trompetista y así se inició la carrera imparable del coquimbano. Felipe Chacón, en cambio, continuó como eslabón del Club de Jazz y sus nómades músicos, “contrabajando” para que otros siempre se llevaran los aplausos.

Beto está de vuelta

El cantante ofrece un concierto este jueves 13 en el Movistar Arena, para comenzar a celebrar sus 30 años de carrera. Éxitos de La Ley y nuevas composiciones, como el single “Rosas en el lodo” junto a los colombianos Monsieur Periné, serán parte del repertorio. El sábado 15 repite en el Espacio Marina de Concepción.

Padre e hijo
Le-Bert

Dos discos se presentan este viernes en El Sindicato (Maipú 424, Barrio Yungay). El primero solista de Camilo Le-Bert, voz del grupo de rock y fusión Fósil, y el cuarto solista  de Luis Le-Bert, donde revisa, solo con guitarra y voz, canciones de Santiago del Nuevo Extremo.