Eric

Dos líneas de balada se expusieron en 2009 a través de los discos de Germán Espinosa (La batalla urbana) y de Eric (Te busco). La primera incorporó toques de trova con guitarra, con Alberto Plaza como referente, y la otra buscó en el pop latino para seguir un camino trazado antes por Álvaro Véliz. El autor de la famosa canción “Mía” fue quien produjo ese primer disco de Eric Phillips, simplemente Eric al micrófono, editado por el Sello Azul como continuidad en la balada de sus primeros nombres: Katty Ravlic, Patricio Herranz, Guz, Claudio Carrizo o Johanna Rezzio.

Fechas

Santiago - 02 de marzo de 1984

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Eric

Eric Phillips ya tenía una experiencia de autoría de canciones en los tiempos previos al debut discográfico, y trabajaba este material al piano o la guitarra. Sus modelos fueron el español Alejandro Sanz y sobre todo el italiano Eros Ramazzotti, que nutrieron canciones románticas con ritmos pop, R&B, rock y música latina. Esas piezas llamaron la atención del autor y adelantado cantante Álvaro Véliz, nombre de peso en la balada durante la década de 1990. Juntos elaboraron el repertorio y la producción de Te busco. Una de esas canciones, “Déjame amanecer”, fue interpretada a dúo y el resto del material giró en torno a la experiencia del propio cantante, con títulos como “Te regalo”, “Si la ves”, “Sentí la puerta”, “Dime amor” o la propia “Te busco”. Desde 2009 Eric aparece entre una partida de baladistas abiertos a influencias frescas y poco habituales en el género, como David Yissi, Rodrigo Aray o Amarantha.

Multiplicación de la cueca: 3x7 Veintuino arremete con todo

El actor Daniel Muñoz se reúne con el grupo que lo lanzó al estrellato como cantor de cueca urbana hace 15 años. El domingo 19, el elenco es el encargado de cerrar los cuatro días de música en el Anfiteatro El Patagual. El programa incluye a Los Jaivas y Álex Anwandter, este sábado 18.

De vuelta a 1962

El sello Monophone rescata el famoso LP El jazz en Chile, una sesión realizada en directo en radio Corporación, con una pléyade de solistas de tres generaciones. En la foto, el baterista Orlando Avendaño.