Emilia Díaz

La profunda influencia de la música latinoamericana, descrita en variedad de ritmos, timbres, aires y colores, y desde luego representada en la figura centenaria de Violeta Parra, terminaron por definir los bordes de Emilia Díaz. Cantautora y profesora de música, ha recorrido caminos que la llevaron desde la academia hacia lugares donde la tradición oral es determinante. En ese trayecto, Emilia Díaz puso sus canciones y composiciones en los álbumes Semilla y girasol (2009) y Vuela pajarito (2013), que marcaron una primera etapa autoral. Y de esa misma época también destaca la obra “Violeta de mayo” (2012), que estrenó en la Universidad de Los Lagos, donde ella es académica, junto al Ensamble Latinoamericano.

Fechas

San Miguel, Santiago - 14 de julio de 1980

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Emilia Díaz

Sanmiguelina de nacimiento, fue formada en la guitarra clásica en la Universidad Católica. Pero la historia familiar que arrastraba con la música de la Nueva Canción Chilena la encaminó más tarde a explorar la guitarra latinoamericana con Juan Antonio Sánchez como profesor. En el transcurso de su incorporación a los círculos musicales, Emilia Díaz amplió el rango instrumental como cultora del cuatro venezonalo, el charango boliviano o el cajón peruano. En paralelo comenzó a componer su propio material, explorando las raíces del subcontinente y encontrando allí desde música afroperuana, andina y bossa nova hasta bolero, cumbia colombiana y cueca.

También con estudios de Pedagogía en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, Emilia Díaz desdobló su rol musical hacia a la enseñanza. En 2006 se radicó en Puerto Montt para impartir clases y paulatinamente se convirtió en profesora de la Universidad de Los Lagos. También en portomonttina por adopción. En su primer trabajo como cantautora ya incorporó instrumentos diversos para rodear la música de canto y guitarra, en una línea que también evidencia la creatividad de cultores como Elizabeth Morris, Rodrigo Santa María, Alejandro Soto Lacoste, Daniela Conejero o Paz Mera.

En 2012 comenzó a dirigir al Ensamble Latinoamericano, elenco de la misma universidad sureña, con un instrumental que combinó lenguajes de las músicas docta y popular, flauta traversa, cello, piano, charango o percusión latina. De este modo estrenó su partitura “Violeta de mayo”. Al año siguiente publicó el disco autoral Vuela pajarito, que le permitió profundizar en la fusión latinoamericana. Además de una gira por Estados Unidos y Canadá realizada con su cuarteto, en 2017 fundó el grupo femenino de Puerto Montt Acuarela Ensamble, también en un amplio abanico timbrístico, con cello, acordeón, piano, guitarra y bajo eléctrico.

Isma Rivera, el derecho a decir

El poeta y cantor levanta en su primer disco versos que ganan potencia junto a guitarras y secuencias a la vez furiosas y cautivantes. La última cena de los buitres es una de las publicaciones remecedoras de la temporada. «Si me dicen “canta despacito”, ni sé cómo se hace».

Los Zabaleta, en presente

Los Hermanos Zabaleta ahora se llama el nuevo disco del histórico dúo, con una docena de canciones entre las que se incluyen dos composiciones inéditas.