Carolina Soto

Si Monserrat Bustamante fue en su minuto “la chica de Rojo”, los fanáticos que empujaron en favor de Carolina Soto entonces la llamaron “la diva de Rojo”. Fue una competencia frontal entre dos de las baladistas más fuertes del medio musical vinculado a los estudios de televisión. Entre las estrellas de mucho más popularidad, luces y aplausos dentro del concurso de talentos vocales de TVN (“Rojo, fama contrafama”), Carolina Soto se abrió paso desde posiciones secundarias hasta alcanzar el máximo reconocimiento y adjudicarse las finales (“Gran Rojo”) con una recordada performance sobre la canción romántica.

Fechas

Rancagua - 28 de junio de 1983

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Ya desde sus primeros aprontes en los barrios medios de Rancagua, Carolina Rosario Soto Muñoz demostraba sus dotes expresivas, actuando en festivales escolares o escenarios informales. Seguía de cerca a figuras como Celine Dion, Mariah Carey y la chilena Myriam Hernández, en cuya academia de canto llegó a obtener una beca de estudios con la que a la larga alcanzaría gran parte de su éxito. En 2003 superó a cuatro mil jóvenes en el casting de TVN. Pero sólo lograría posiciones de medianía en el concurso.

En 2004 llegaba a la cúspide del certamen al adjudicarse la gran final de las tres primeras generaciones con su volumétrica voz (superando a las solistas estelares María Jimena Pereyra o Daniela Castillo), y en 2005 no sólo ganaría el Festival de La Serena (una antesala reducida del Festival de Viña del Mar, certamen al que llegó en 2008 para defender la canción "Ahora" en la competencia internacional) sino también el premio Apes a la Artista Revelación.

Porque tras fichar con el sello Warner pondría en las vidrieras su primer disco, Deseo (2004), un álbum elaborado con canciones afines a la balada romántica latina (“Le deseo”, “Sedúceme”). Poco después lo haría con una segunda entrada personal con Debajo de la piel (2007), placa que presentó otras piezas de esta naturaleza ("Amor divino", "Debajo de la piel"). En circunstancias altamente competitivas (impasse con Monserrat Bustamante y Katherine Orellana en directo y para todo el país), Carolina Soto se mantuvo firme en su metro cuadrado. “Soy la mejor de todas”, llegó a decir la rancagüina. Una diva. “La diva de Rojo”.

Vicente Cifuentes y el son a la primera línea

Ganador del reciente Festival de Viña del Mar, al recibir la Gaviota el cantor con su simbólica guitarra realizó ante todo el país el gesto de repudio a la represión policial frente a los manifestantes, tapándose un ojo. Impulsor de El Largo Tour durante el estallido, acaba del liberar Relato, siete canciones que surgieron de los acontecimientos del 18 de octubre en Chile.

Tardío adiós a una discípula de Arrau

A los 92 años, el 23 de marzo falleció la pianista Elmma Miranda, alumna de Claudio Arrau, a quien conoció a instancias de la soprano Rayén Quitral: Miranda tocó para el maestro una pieza de Schumann que le significaría entonces su tutela. Difundió a compositores chilenos como Pedro Humberto Allende, Domingo Santa Cruz y Acario Cotapos.