Almendra

Sólo hasta 1998 esta cantante melódica mantuvo su nombre de Gisella Valenzuela en los escenarios de Curicó. Después de ganar ese año un festival de la canción en Curepto, tomó el pseudónimo de Almendra para dar pasos determinantes en los estudios de grabación, en las orquestas populares y en los micrófonos de apoyo de grandes nombres de la balada y el pop, incluido el venezolano José Luis Rodríguez. Esa ruta desembocó diez años después en su primer disco solista, De música y alma (2009).

Fechas

Curicó - 12 de diciembre de 1978

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Almendra

Almendra pertenece a una partida de voces de apoyo de orquestas de televisión y set como Gloria Pérez, Alejandra Ramírez, Miriam Aguilar o Karin Cáceres. Ha sido modelada por la Myriam Hernández más romántica, pero en su origen se advierten además la presencia de la música mexicana y tropical, que dominaban los espacios en su ciudad natal. Su padre es Fernando Valenzuela, un reconocido baterista de sonoras de cumbia en boites y fiestas curicanas y maulinas. La aproximación de Almendra al pop y la balada se dio entonces en 1998, cuando ganó ese festival y conoció al productor y arreglador Frano Kovac (de la orquesta de salsa Santiago All Stars), quien era integrante del jurado. Junto a Kovac inició un estrecho trabajo que derivaría en la canción “Cómplice de una mirada”, para un disco solista que no llegó a publicarse.

Un paréntesis de silencio se extendió hasta 2007 cuando regresó para cantar en orquestas para el Festival OTI y otros espectáculos, pero sobre todo para el trabajo de su primer disco de canciones románticas mezcladas con toques de pop y soul latino. De música y alma (2009) contó con la producción de Kovac y la participación de Carlos Corales en la grabación y un staff de avezados músicos de televisión como los trompetistas José Pepe Vergara y Gustavo Bosch y los trombonistas Raúl Silvestre y Héctor Parquímetro Briceño.