Golem

«Quise ser tan humano, quise saber sentir. Creo que a veces me ahoga saber lo que hay dentro de mí», es una frase en la estrofa de "Tal vez", una canción del trío que se hace llamar tal como la mítica figura creada por el escritor austríaco Gustav Meyrink y recogida en el Manual de zoología fantástica por Jorge Luis Borges: Golem. Inclinado a la melodía, este grupo también fue una criatura rara en la escena chilena, que avanzó en una discografía interesante y fiel a su disposición a un tipo de pop íntimo, marcado por la melancolía, el remordimiento y los recuerdos, y que emparentó al trío con grupos británicos como Radiohead, Doves o The Verve.

Leer más

Años

Santiago, 1999 - 2011

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Integrantes

Rodrigo Quiroga, voz y guitarra (1999 - 2011)
Manuel Burgos, voz y bajo (1999 - 2011)
Erick Albarrán, batería (1999 - 2004)
Olivia Alarcón, batería, voz y guitarra (2005 - 2011).

Paulina Cabanillas F.

Rodrigo Quiroga (voz y guitarra), Manuel Burgos (bajo y voz) y Erick Albarrán (batería), formados en las aulas del Instituto Nacional, se juntaron en 1999 con la idea de hacer música introspectiva, en la que fueran fundamentales la melodía, las emociones y las sensaciones. Esa propuesta sonora permite al trío llamar la atención en distintos festivales de la capital, como el de Balmaceda 1215, en el que actuaron cuatro veces consecutivas, y el de la Universidad Vicente Pérez Rosales, donde obtuvieron el primer lugar en 2002.

De su disco debut. Golem (2003), los singles "Fiel", "No llores" y "Creer" lograron cierta discreta pero constante rotación radial, abriéndoles así escenarios de Santiago y regiones. En 2004 se convirtieron en la segunda banda chilena con más shows en doce meses, y en una de las favoritas de la productora Roos Film, que incluyó diez de sus temas en distintas series televisivas.

En julio de 2005 y tras la llegada de la baterista Olivia Alarcón, hija del cantautor Florcita Motuda, el renovado trío graba el disco Golem unplugged en la Sala SCD Bellavista. Tres meses después reeditaron su primer álbum con nuevas adaptaciones al francés (además de la participación de Eduardo Caces y Felipe Silva, bajista e ingeniero en sonido de Lucybell respectivamente, en la canción "Detén el tiempo"): variaciones para el pop triste y melódico con que el grupo ha identificado a su audiencia. En enero de 2011, con la partida de Rodrigo Quiroga a Australia para continuar sus estudios, el grupo anunció un receso indefinido.