Silvia Infantas y los Cóndores

Los Cóndores son el segundo y último grupo de la cantante folclórica Silvia Infantas, y como tal tuvieron una doble herencia. Sucedieron a Silvia Infantas y los Baqueanos, quienes habían ganado la estatura de clásicos populares con la canción ‘‘Tonadas de Manuel Rodríguez’’ (1956). Y además mantuvieron activo durante los años 60 el legado tradicional de la música típica chilena, con nuevas versiones de ‘‘Si vas para Chile’’, ‘‘Mi banderita chilena’’, ‘‘La consentida’’ y otras tonadas y cuecas.

Leer más

Años

Santiago, 1960 - 1969

Décadas

1960 |

Géneros

Integrantes

Silvia Infantas, voz (1960 – 1969).
Hernán Arenas, voz y guitarra (1960 – 1969).
Eugenio Moglia; voz, guitarra y arpa (1960 – 1969).
Alejandro González, voz y guitarra (1960 – 1969).
Luis Riesco, voz y guitarra (1960).
Hugo Morales, voz y guitarra (1960).

David Ponce

No hubo pausa antes de emprender esas tareas. Los Baqueanos se separaron en 1960 y una de las dos partes del conjunto, formada por el matrimonio entre Silvia Infantas y el guitarrista Hernán Arenas, fue el núcleo inmediato del nuevo grupo, integrado inicialmente junto a Luis Riesco y Hugo Morales y consolidado en el mismo año con la dupla definitiva entre Eugenio Moglia y Alejandro Fernández.

‘‘Al cambiar el conjunto mantuvimos las cosas que siempre iban a ser solicitadas por el público, como los temas patrióticos’’, explica ella, acerca de los éxitos del LP Música para la historia de Chile (1959), donde los Baqueanos grabaron ‘‘Tonadas de Manuel Rodríguez’’. ‘‘Y tuvimos que montar temas nuevos como «Si vas para Chile» o «La consentida». Seguimos grabando y conservando los temas anteriores’’.

En rigor los Cóndores grabaron más discos que los Baqueanos. Primero fue la tonada ‘‘Viva la cueca’’, de Arenas e Infantas: ‘‘Para bailar la cueca, señores, se necesita, primero nacer en Chile, tener gracia y ser bonita…’’. Y cantaron la cueca ‘‘Los dichos chilenos’’, de Arenas, en la película de José Bohr Un chileno en España (1962) con el actor cómico Manolo González: ‘‘Cómo estay, pero cómo estay, Garay / Del uno, del uno dijo Aceituno / Caballo, Caballo dijo Ceballos / Cómo estoy, pero cómo estoy Godoy’’.

El Festival de Viña y el Mundial del 62 fueron otros hitos iniciales. En 1962, para impulsar el turismo con motivo del campeonato de fútbol, grabaron una de las más conocidas versiones del vals ‘‘Si vas para Chile’’, de Chito Faró. Actuaron en el espectáculo folclórico del Festival de Viña en 1962 y en 1964, año en que eran artistas de radio Portales, y tocaron en restaurantes y centros de espectáculos nocturnos.

Tonadas y cuecas son mayoría en los discos de Silvia Infantas y los Cóndores. ‘‘La consentida’’, de Jaime Atria; ‘‘La rosa y el clavel’’ (1962), de Jorge Martínez Serrano; ‘‘Los lagos de Chile’’ (1965) y ‘‘Chicha de Curacaví’’ (1967), de Petronila Orellana, son algunas de sus cuecas, junto a tonadas como ‘‘Yo vengo de San Rosendo’’ (1964), de Francisco Flores, y ‘‘Mi banderita chilena’’, de Donato Román.

Su temprano LP Rosita de Cachapoal (1962) incluye, junto a ‘‘La consentida’’, la tonada ‘‘Campito de mi tierra’’, de Vicente Bianchi. En Huaso pintiao, unieron la tonada ‘‘Huaso pintiao’’, de Arenas, con las tradicionales ‘‘La parva de paja’’ y ‘‘El hallullero’’. Bajando pa’ Puerto Aysén, además de la tonada de Diego Barros Ortiz y José Bernales que da título al disco, trae otras igual de añosas como ‘‘Cantarito de greda’’, de Nicanor Molinare, y ‘‘En Chillán planté una rosa’’, de Las Cuatro Huasas.

Luego, en A mi tierra chilena, además de ‘‘Mi casa de campo’’, tonada de Mario Oltra, y de la tradicional ‘‘El palomo’’, Silvia Infantas interpretó la canción ‘‘Chile’’, de autoría de su padre, Jorge Infantas. ‘‘Está dedicada a los chilenos que viven en el extranjero. Nos tocó cantarla en la embajada en Argentina para Fiestas Patrias. ¿Sabe cómo lloraban los chilenos con eso? Nosotros con un nudo aquí apenas podíamos cantar’’, recuerda. De su padre también grabó el vals ‘‘Valparaíso’’ con los Cóndores.

Luego fue editado Cuando baila mi morena (1967), selección cuequera subtitulada ‘‘La cueca, su origen, su música, sus estilos’’ y grabada con animación de Alejandro Gálvez y Patricio Varela. El propio Alain Delon bailó cueca con Silvia Infantas en una visita del actor francés a Chile, y el grupo emprendió a su vez en 1966 una gira a Europa con actuaciones en vivo, radio y TV en ciudades de nueve países europeos.

Tal como en esa película cómica con Manolo González de 1960, el último registro del conjunto también consta en la historia del cine chileno: Silvia Infantas y los Cóndores fueron parte del reparto en el musical Ayúdeme usted, compadre (1968), de Germán Becker. Al año siguiente se separaron. Uno de sus integrantes, Eugenio Moglia, se unió a Los Moros con Jorge Yáñez. Silvia Infantas siguió activa sólo por tres años más antes de retirarse, pero su último conjunto dejó uno de los repertorio más abundantes y familiares para la banda sonora típica de las futuras fiestas patrias de Chile.

 

Natalino sale a recorrer Chile con nueva canción

El trío romántico abre su itinerario el 14 de diciembre con un concierto en Valdivia. Seguirán en Puerto Varas, Casablanca, Panquehue, Maullín, Curacaví, Quintero y Papudo, entre otras localidades. Con miras a su nuevo álbum, titulado Natalino vivo, el grupo liberó además la balada “No volveré a caer”, del autor curicano Lenny Zing.

El año de Jorge Peña Hen

A 45 años de su asesinato a manos de la Caravana de la Muerte, en La Serena se levantó un monumento que recuerda su pionera labor como educador.