Plan V

Cientos de veces dijeron los integrantes de Plan V que lo suyo se trataba de una asociación circunstancial; y cientos de veces siguieron preguntando periodistas y fans sobre cuánto tenía que ver Plan V en la decisión de Gustavo Cerati de alejarse para siempre de Soda Stereo, el más popular grupo de pop-rock que existió en Latinomérica durante los años ochenta. No resultaba fácil tratar como un grupo menor a un cuarteto que incluía a alguien tan famoso como Cerati, por muy discretos que fueran sus tres compañeros.

El tiempo ha ido ubicando a Plan V ni más ni menos como lo que fue: el desvío temporal de un célebre músico pop con ganas de respirar otros aires creativos, y una motivante plataforma para creadores que luego continuaron en proyectos tales como Bitman&Roban o Bucci).

Leer más

Años

Santiago, 1995 -

Décadas

1990 |

Géneros

Plan V

Integrantes

Andrés Bucci, teclado y secuencias (1995 – 1998).
Gustavo Cerati, teclado y secuencias (1995 – 1998).
Christian Powditch, teclado y secuencias (1995 – 1998).
Guillermo Ugarte, teclado y secuencias (1995 – 1998).

Marisol García

Esencia cosmopolita
Aparte de la presencia de Cerati, Plan V fue un grupo llamativo por muchas razones. Estaba, de partida, su condición binacional, con el líder de Soda Stereo, argentino, asociado a los chilenos Guillermo Ugarte (antes en Los Mismos), Andrés Bucci y Christian Powditch; todos los cuales habían pasado períodos más o menos largos de su adolescencia viviendo en el extranjero. La banda se inició y se afirmó en Santiago, en parte por el impulso del entonces dueño de la disquería Background, Hugo Chávez, quien les facilitó el subterráneo de la tienda para sus primeros ensayos y presentaciones, y que luego acogió la edición de un primer disco bajo su etiqueta. Ese trabajo, aparecido en 1996, fue presentado en vivo con dos shows en Santiago y otros tres en Buenos Aires. Más tarde, Cerati explicó: «El primer disco nunca estuvo planeado como disco. Estábamos experimentando con máquinas, como en una jam. Y lo que quedó, quedó».

Dos años más tarde, el álbum Plan V vs. Black Dog sí plasmó un concepto mucho más planeado de parte del cuarteto. El disco integró dos temas de Plan V, dos del músico inglés Ken Downie (cuyo seudónimo es Black Dog) y otros dos títulos remezclados entre uno y otro lado. Fue un contacto vía e-mail que nunca los tuvo juntos en un estudio. Según Cerati, se trató de «un balance entre la propuesta de Black Dog, que es más dark y opresiva, y la nuestra, que es más suave».

Plan V no duró demasiado tiempo más como banda luego de esa edición. El cuarteto ofreció un último concierto en Buenos Aires, en noviembre de 1998, como parte del festival Inrockuptibles. Para entonces, Powditch ya se ocupaba en el dúo Bitman&Roban, mientras que Andrés Bucci trabajaba en lo que se convertiría más tarde en el disco Monochord (2001) (bajo el seudónimo Chord).

Canal Magdalena, una década después

Tras la publicación en 2008 del álbum Manual love, una de las bandas que modelaron el pop chileno en la segunda parte de los ’90 apunta a nuevos sonidos. El 27 de julio presentará la canción «V.I.D.A.S» en un concierto en la discoteque Blondie, ahora en formato de trío con Cristián Arroyo, Kamal Lues y Gonzalo Herrera, de regreso al escenario donde debutaron hace dos décadas.

Roli Urzúa: «Fiskales me hace bien»

El bajista y compositor habla del venidero disco de Fiskales Ad-Hok, la banda que cofundó hace más de tres décadas.