Los Red Juniors

Uno de los primeros grupos de la Nueva Ola se constituyó, como era regla en la época, a imagen y semejanza de otra agrupación estadounidense. En este caso, The Everly Brothers y, en menor medida, The Shadows; referentes ineludibles en la fundación de Los Red Juniors, nombre con que los hermanos Zabaleta, Miguel y Antonio, saltaron a la escena musical a comienzos de los años ’60.

Leer más

Años

Santiago, 1960 - 1967

Décadas

1960 |

Géneros

Integrantes

Antonio Zabaleta, voz y guitarra (1960 – 1967).
Miguel Zabaleta, guitarra y voz (1960 – 1967).
Juan Castillo, bajo (1964).
Sergio Cabello, piano y teclado (1964 – 1967).
Quique Ferrel, bajo (1964 – 1967).
Luis Ortiz, batería (1964 – 1967).

Cristóbal Peña

Discos importados, chalecos rojos
Por una breve temporada, el dúo de cantantes y guitarristas respondió a la chapa de Los Blue Stars. Su repertorio, como todos en su género, estaba confiado a los éxitos del mercado de habla inglesa que recibían de primera fuente: la abuela de los Zabaleta se ocupó de traer desde Estados Unidos los discos de moda de ese país. Pero un día llegó también con un par de chalecos rojos, y al usarlos en una actuación de radio Cooperativa, Los Blue Stars automáticamente pasaron a ser Los Red Juniors.

Con ese nombre, los Zabaleta participaron en un concurso anual de la misma radio y obtuvieron el primer lugar con su cover de la canción “Wake up, little Sussie”. Fue su primer logro y el pasaje directo a los estudios RCA-Victor, en los que en 1960 grabaron un primer disco sencillo, con los temas “Mi único amor” y “I see you in my dreams”, orquestados ambos por el director Hugo Ramírez. Pero tomaría bastante tiempo, y no pocos singles, antes de que el dúo cobrase popularidad entre los adolescentes de la época.

Recién en 1962, dos años después de su debut discográfico, Los Red Juniors consiguieron su primer hit radial con “Piensa”, canción que bebía del estilo del italiano Domenico Modugno y que tuvo la audacia de ser interpretada en castellano. No era exactamente una innovación: por entonces, siguiendo el ejemplo de The Ramblers (“El rock del Mundial”), varios nuevaoleros comenzaban a cantar y componer en su lengua nativa. “Piensa” sería el primero de una seguidilla de hits románticos interpretados en español que el grupo conseguiría desde entonces (“He perdido un ángel”, “Eso eres” y “Solo he quedado”). Pero la consagración llegó en 1964, año en que los Red Juniors grabaron su principal crédito, “Al pasar esa edad”, himno generacional cedido por los compositores Jorge Pedreros y Hugo Beiza.

Para entonces, sin embargo, la naturaleza de Los Red Juniors ya no era la misma. Frente a la posibilidad de seguir una carrera en el extranjero, Antonio Zabaleta se incorporó al ballet folclórico de Carmen Cuevas, y junto a ese elenco se radicó por un tiempo en Madrid. Si Los Red Juniors se habían definido esencialmente como dúo, desde ese momento adquirieron constitución de cuarteto, con la incorporación de Sergio Cabello (piano, teclados), Luis Castillo (bajo) y Lucho Ortiz (batería) (poco después, Quique Ferrel reemplazó a Castillo). Fue esta formación la que grabó “Al pasar esa edad”, tema que introdujo un nuevo timbre en el cancionero del grupo.

Así lo testifica Miguel Zabaleta en una entrevista aún inédita, recogida por Desiderio Arenas: «El pianista Sergio Cabello estaba muy en la onda de Ray Charles mezclado con Floyd Kramer, y eso se nota en el solo de piano de “Al pasar esa edad”. Con esa canción estuvimos mucho tiempo en el primer lugar de todos los rankings».

Sería ésta la eterna canción de batalla de Los Red Juniors y su último gran hit radial. Desplazados en lo sucesivo por otros conjuntos y solistas de vocación juvenil y romántica, el grupo sobrevivió en la nueva escena hasta 1967. Ese año, coincidente con el regreso de Antonio Zabaleta desde España, el grupo se declaró formalmente disuelto, y los hermanos Zabaleta se sumaron a Los Bric-a-Brac, proyecto dirigido por Luis Chino Urquidi que se constituiría en uno de los más exitosos del boom pop posterior al Neofolklore.

Aunque Los Bric-a-Brac se disolvieron en 1971, recién a mediados de los años ’80 los hermanos Zabaleta volvieron a resucitar el repertorio de Los Red Juniors (ver Los Hermanos Zabaleta). Desde entonces se mantienen activos y adoptan el apellido familiar como nueva marca registrada de un dúo del recuerdo.

Clásicos: cine y música junto a Horacio Salinas

En 1996, el director de Inti Illimani Histórico creó una banda sonora para El húsar de la muerte, la película de Pedro Sienna en torno a Manuel Rodríguez. Este 27 de marzo y 3 de abril, a las 19 horas, se pone al frente de la Orquesta Clásica Usach para musicalizar en vivo el filme, en el Aula Magna de la institución.

Cumpleaños con Quilapayún

El programa El Zócalo Nacional, que se emite en Radio Universidad de Chile, cumple 20 años al aire y festeja con un concierto de Quilapayún. El jueves 21 de marzo, en la Sala Master (20:30 hrs.).