Los Picantes

Los Picantes representaron uno de los primeros fenómenos musicales chilenos que fundaron su difusión en Internet, cuando aun ni siquiera existía el concepto de de «virales» ni de redes sociales. » Falso amor», una canción que hicieron unos músicos como una broma, comenzó a circular en plataformas de intercambio de canciones en Internet, y tras varios años llegó a un popular programa de radio. Su popular respuesta llevó a su creadores a fundar un grupo, grabar discos y presentarse en vivo. Así fue como, por varios años, existieron Los Picantes.

Leer más

Años

Santiago, 2003 - 2009?

Décadas

2000 |

Géneros

los-picantes

Integrantes

Claudio Prado, (2003 – •).
Rodrigo Angels, (2003 – •).
Nelson Sady Salgado, (2003 – 2005).
Luis Prado (2005 – •).
Pepe Correa (2005 – •).
Franco Castillo (2005 – •).

Jorge Leiva

La historia de Los Picantes comienza, sin quererlo, en 1999, cuando los productores Claudio Prado y Rodrigo Angles trabajaban en la grabación del segundo disco de Douglas, Sigo romántico. Registraron allí el tema «Falso amor» («y desde aquí te digo, / maraca conchetumadre / métete por la raja tu falso amor»), un vals peruano que cuenta un despecho amoroso, y que se la propusieron en broma al baladista de Independencia para que lo incluyera en el álbum.

Por supuesto que la canción no pasó de allí, hasta que un ingeniero de sonido del estudio la convirtió al entonces novedoso formato MP3 y se la envió por mail a algunos amigos. La broma se convirtió así en un fenómeno, que se multiplicó y mantuvo al tema circulando por la red durante más de cuatro años en forma anónima.

En el 2003, el popular conductor radiofónico Rumpy programó «Falso amor» durante su programa «El Club del Cangrejo», que entonces se transmitía en la estación «W», y que era una versión con otro nombre del popular formato de «El chacotero Sentimental». Como después los auditores comenzaron a pedir insistentemente el tema, el propio Rumpy llamó públicamente a los autores del tema, entonces desconocidos, a dar la cara, y que la propia gente había bautizado como Los Picantes.

Prado y Angles, que para entonces seguían trabajando en producción musical y preparaban trabajos individuales, tuvieron algunas dudas sobre qué hacer cuando supieron del llamado, hasta que resolvieron reunir una banda y grabar un disco como Los Picantes, primero con seudónimos y luego revelando sus identidades. Boleros, cuecas y sonidos tropicales (con canciones como «Hueona una vez» , «La tula chica» o «La trepadora»), se prensaron en Sin pelos en la lengua (2003), una producción que alcanzó rápidamente disco de platino, les permitió realizar una gira por Chile y los llevó al preshow de la Teletón 2003.

En agosto de 2004 lanzaron dos discos: una edición limitada de Guarachas, tonadas y cuecas con ají, compilado de cuecas «pícaras»; y Dos caras de la moneda, un álbum en el que colaboró Miguel Barriga (ex Sexual Democracia) y hasta el propio Rumpy, a quien se le pidió la introducción para el tema «Estás caliente». Era un trabajo de inequívoca continuidad con el espíritu de su debut, si bien Los Picantes explicaron que «la mitad del disco conserva los garabatos e historias sociales, y la otra es más seria: apunta a cosas sin necesidad de pasar por un lenguaje tan grosero. Por eso lo de Las dos caras de la moneda. La idea es evolucionar».

Si bien el lenguaje de Los Picantes tenía antecedentes en la música chilena en grupos como Los Hijos de Putre y el legendario Hirohito, en su momento despertaron indignación femenina. La columnista Virginia Cruz escribió en Las Últimas Noticias , «las letras de Los Picantes revelan grandes jornadas de brainstorm machista, una tupida lluvia de ideas aparentemente inofensivas por ser chistosas y que, al rato, destilan –además de los grados etílicos que las inspiraron– una amargura sexista que le da como caja al desprestigio femenino, su principal arma de gobierno y coerción».

«La filosofía básica de Los Picantes es que usamos el garabato y la chuchá como un pretexto, o medio de transporte, para reflejar muchas realidades que son descritas en ambientes chistosos», se defienden ellos. «La palabra es una herramienta que no vive por sí misma, sino que la intención la hace buena o mala. Y nuestra intención es entregarle cariño y alegría a la gente».

El trío sufrió un quiebre con la salida de Sady Salgado el 2005 (que formó el grupo Los Rasqueros), y el 2007 editaron su cuarto disco, Corazón de chileno…To’o el año (2007)  con canciones que contenían , según ellos, «crítica social», como un tema se llamaba «El Transtortuga», en alusión al entonces debutante sistema de transporte Transantiago. Al año siguiente editaron Evoluchon con Feria Music, pero en los sucesivo su actividad descendió y la historia de Los Picantes parece haber llegado a su fin.

En nombre de la maestra

Al cumplirse 101 años de su natalicio, el ministerio de las Culturas anunció los dos ganadores del Premio a la Trayectoria Margot Loyola: Rodomiro Huanca, cantor e investigador de Socoroma, y Alfredo Tuki Pate, cultor y promotor de la música y danza rapanui, representado por su hija Cecilia.

La quinta de Paloma

La cantante suma otra canción a su todavía incipiente discografía: «No te debí besar» es una colaboración con el español C. Tangana.