Hechizo

Aunque el origen de Hechizo se enmarca dentro de la moda de cumbia electrónica o sound producida en Chile a mediados de los años ’90, esta banda de Ovalle ha sabido trascender ese fenómeno, al punto de que se mantiene activa hasta hoy, con una regular agenda de presentaciones.

Leer más

Años

Ovalle, 1996 -

Décadas

1990 |2000 |

Géneros

Hechizo

Integrantes

Wilson Leiva, voz (1996)
Felipe Caballero, voz (1996 – 2007).
Mauricio Guerra, guitarra (1996 – 2006).
José Pizarro, animación y coros (1996 – •).
Mauricio Regodeceves, animación y coros (1996 – •).
Rodolfo Yañez, teclado (1996 – •).
Julio Araya, bajo (1996 – •).
Carlos Campos, batería (1996 – •).
Patricio Tello, guitarra (2000 – 2002 / 2006 – •).
Alexis Codoceo, voz (2007 – •)

Jorge Leiva

La composición de canciones propias, la adopción de la etiqueta de “cumbia romántica” y la estabilidad en su alineación han conseguido distinguirla del resto de grupos que cultivan su mismo sonido. Como se explica en su sitio web, “Hechizo no cayó en la tentación de la música sound. Ni en el pelo, ni el terraplén”.

Púrpura profundo: los inicios
El nacimiento de Hechizo se produjo a fines de 1995, y tras la disolución de la banda ovallina Púrpura. A esa antigua formación se sumaron dos nuevos músicos: el cantante Felipe Caballero (alcanzó a estar un tiempo al micrófono Wilson Leiva), y el guitarrista y compositor Mauricio Guerra, provenientes ambos de distintos grupos tropicales que trabajaban en Santiago.

Inspirado en la formación de Los Viking’s 5 (grupo nacido en Coquimbo en 1970), el conjunto reprodujo la fórmula de hacer cumbia con guitarra, bajo, batería y teclado, aunque también incorporando el sonido de sintetizador de la cumbia electrónica que desde poco antes se desarrollaba en el norte de Argentina, Perú y Bolivia, y que en Chile había comenzado a cultivar en 1994 el grupo Fantasía.

Vestidos con telas de colores brillantes, y siempre con dos coristas y animadores en la puesta en escena, Hechizo se abrió paso entre la oleada de bandas del estilo que surgieron en esos años, y dentro de la que la mayor resonancia la alcanzaron los iquiqueños Amérika’n Sound, quienes establecieron el nombre con el que los medios masivos bautizaron la moda: música sound.

Pero mientras la mayor parte de esos grupos nutría su repertorio de canciones extranjeras, Hechizo estableció la diferencia al incorporar temas propios. Así, en su disco debut, Hechizo (1997), fue el sencillo “La temporera” el que les trajo la mayor popularidad, gracias a la reconocible historia de una trabajadora campesina que “dejó su hogar / y allí, en su tierra lejana / lloró un niño que la extraña“. El álbum vendió miles de copias, y en 1998 la canción fue incorporada a la teleserie “Aquelarre”, de TVN.

Ese hito, más el enorme arrastre que estos grupos alcanzaron entonces, los llevó a hacer intensas giras por Chile, presentarse en programas de televisión y ser reclutados por la multinacional Sony Music en el 2000, hecho que además les permitió la difusión de algunas de sus canciones en Perú y Argentina.

La llegada de la nueva década apagó el fenómeno sound, pero a diferencia de la mayor parte de las bandas del género, Hechizo no se desperdigó y permanece en actividad. Aunque en vivo se desprendieron de los coloridos uniformes que caracterizaron el género, sus músicos se presentan hoy como cultores de la “cumbia romántica”, con la que han completado una discografía de ocho títulos (que incluyen, en todo caso, varios compilados y regrabaciones de sus hits) y mantienen una regular agenda en vivo.

Su itinerario de presentaciones tiene como epicentro a las localidades cercanas a Ovalle, donde aún residen, aunque su formación original ha sufrido dos modificaciones importantes. La salida del guitarrista Mauricio Guerra el 2006 y, al año siguiente, del vocalista Felipe Caballero obligó al grupo a reformularse con el joven cantante ovallino Alexis Codoceo, en una nueva etapa que ya tiene un disco y que mantiene activo a este grupo, convertido en decano del sonido tropical chileno.

Beto está de vuelta

El cantante ofrece un concierto este jueves 13 en el Movistar Arena, para comenzar a celebrar sus 30 años de carrera. Éxitos de La Ley y nuevas composiciones, como el single “Rosas en el lodo” junto a los colombianos Monsieur Periné, serán parte del repertorio. El sábado 15 repite en el Espacio Marina de Concepción.

Padre e hijo
Le-Bert

Dos discos se presentan este viernes en El Sindicato (Maipú 424, Barrio Yungay). El primero solista de Camilo Le-Bert, voz del grupo de rock y fusión Fósil, y el cuarto solista  de Luis Le-Bert, donde revisa, solo con guitarra y voz, canciones de Santiago del Nuevo Extremo.