Ensamble Serenata

Los puntos de encuentro entre la música de cámara y la música popular de raíz se ha fijado en hitos sucesivos: Barroco Andino (1974), Cruz del Sur (1978), Napalé (1982), Terra Nova (1993), Entrama (1997). El Ensamble Serenata apunta el inicio de la primera década del siglo XXI con la configuración de un grupo mestizo en cuanto a repertorio y estructura instrumental, y con músicos formados académicamente cuyos propósitos llegaron hasta las raíces de la música folclórica.

Leer más

Años

Santiago, 2002 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Ensamble Serenata

Integrantes

Hernán Jara, flauta traversa (2002 - •).
Guillermo Milla, oboe (2002 - •).
Juan Mouraz, guitarra clásica (2002 – 2004).
Claudio Acevedo, cuatro, charango, tiple, mandolina, acordeón y dirección musical (2002 - •).
Cristián Errandonea, contrabajo (2002 – 2005).
Raúl de la Cruz, percusión (2002 - 2006).
Mauricio Valdebenito, guitarra clásica (2004 - •).
Pablo Seguel, contrabajo (2006 - •).
Gonzalo Ramos, percusión (2006 - •).

Iñigo Díaz

Originalmente activo desde 2001 con el nombre de Trío Serenata, el proyecto funcionó en temporadas de música de cámara como un ensamble orientado mayoritariamente al repertorio barroco y clásico, con obras de Bach, Mozart o Vivaldi. Estaba formado por el flautista Hernán Jara (ex integrante de grupos del Canto Nuevo como Itaqui y Antara), el oboísta Guillermo Milla (de la Orquesta Sinfónica de Chile) y el guitarrista Juan Mouraz.

Durante uno de estos conciertos se les pidió realizar un programa de música latinoamericana popular. Fue el episodio que los llevó directamente hacia la raíz folclórica y para cuando grabaron su primer disco, Puertas (2002), las necesidades del Trío Serenata eran distintas: integraron nuevos instrumentos, nuevos arreglos, nuevos músicos y nuevo repertorio, por lo que pasó a llamarse definitivamente Ensamble Serentata.

Ya convertidos en sexteto, con la dirección musical de Claudio Acevedo (creador del grupo Cántaro) y set de cordófonos latinoamericanos (tiple, charango, cuatro), cueros, parches y contrabajo, el grupo amplió sus límites después de tocar música tradicional latinoamericana (joropos, chorinhos, valses, tangos). Integró creaciones de músicos chilenos, como Guillermo Rifo ("Tonada para un niño triste"), Juan Antonio Sánchez ("Tonada por despedida") o Violeta Parra ("Gracias a la vida").

Su segundo disco fue editado por la Universidad de Chile y se llamó Ensamble Serenata (2005) y tuvo un fuerte acento de música peruana, aunque para el tercer título, Por las calles (2009), el grupo se amplió a la música chilota y el tango. Allí, además de las creaciones y arreglos del guitarrista clásico Mauricio Valdebenito y Acevedo, incluyó composiciones de Rolando Alarcón ("En el portal"), Elizabeth Morris ("Al galope") y nuevamente Guillermo Rifo ("Reencuentro"), especialmente dedicada al Ensamble Serenata.

Cincuenta mujeres en el escenario

Medio centenar de "cantoras", como las presentó Mon Laferte, acompañaron a la chilena en la Quinta Vergada para interpretar dos cuecas en la ruidosa noche del lunes en el festival. Desde nombres mayores del folclor, como Cecilia Astorga, a la estrella pop Francisca Valenzuela (en la foto con Mon Laferte). Aquí, la lista. (Foto: Agencia Uno)

Javiera Mena por Bisama

El escritor chileno Álvaro Bisama escribe una crónica, donde combina su mirada, la biografía y entrevistas a Javiera Mena, para retratarla como una voz generacional y símbolo de nuevos rumbos para la música pop en castellano.