Corazón Rebelde

Un cassette homónimo editado en 1985 por el sello Alerce, y algunas aisladas notas de prensa, fueron la única carta de presentación de Corazón Rebelde en Chile en su corto tiempo de vida. Gracias a ello, el grupo tuvo canciones que penetraron con fuerza en circuitos de la juventud de fines de los ´80 en Chile, sobre todo en espacios universitarios, donde a pesar de todo existía un generalizado desconocimiento de su historia.

Leer más

Años

París (Francia), 1981 - 1988

Décadas

1980 |

Géneros

Corazón Rebelde

Integrantes

Óscar Cacho Vásquez, voz y guitarra (1981 – 1988).
Rodrigo Vásquez, guitarra (1981 – 1988).
Luis Emilio Vásquez, bajo (1981 – 1988).
Cyril Noacco, batería (1981 – 1988).

Jorge Leiva

Corazón Rebelde fue un grupo chileno, aunque nunca tocaron en Chile. Formado por un grupo de hijos de exiliados en París, hicieron canciones de rock crudo referidas al golpe militar, a los derechos humanos y al exilio y con eso se ganaron la simpatía de los sectores de izquierda de esos años, donde aun se recuerdan como una especie de  mini leyenda del punk chileno.

Empresa familiar
El grupo nació en 1981, en París, como la sociedad de tres hermanos de raíces chilenas y total fanatismo por el punk de The Clash. Rodrigo, Luis Emilio y Óscar Cacho Vásquez —hijos de un ex militante chileno de izquierda, exiliado por Pinochet— se unieron entonces al joven franco-tunecino Cyril Noaco, decididos a armar una banda igual de furiosa y comprometida que la de «London calling».

Grabaron un primer maxi-single «Adonde van / Barcelona» (1983, Dro Producciones), con el que pudieron conseguir tocatas en escenarios antagónicos: desde clubes nocturnos parisinos hasta peñas para chilenos desterrados. A muchos de estos últimos, Corazón Rebelde les parecía una banda que traicionaba el espíritu de su historia familiar al alejarse de los moldes de Nueva Canción Chilena o trova que se privilegiaban en el exilio.

Pero en sus letras en español, el cuarteto contenía muchas referencias a Chile y su drama político en curso, aunque ninguno de sus integrantes había vuelto al país que abandonaron en 1973. «Santiago», «Tíos de acero» y «Valparaíso», por ejemplo, aludían al golpe militar, los detenidos-desaparecidos, y el exilio. «Había una rabia inconsciente que queríamos escupir», explica Cacho Vásquez, compositor y vocalista. En la prensa francesa, Corazón Rebelde se ganó la clasificación de «rock del exilio».

Un sello independiente financió la grabación de su primer disco, homónimo, que se editó en Francia en 1985 y tuvo en la producción a Carlos Pájaro Canzani, músico uruguayo colaborador de Los Jaivas. El registro llegó en Chile a manos de Ricardo García, famoso nombre radial y fundador del sello Alerce, quien resolvió editarlo en un cassette que llegó a algunos circuitos universitarios chilenos y que es la única de sus grabaciones que circuló en Chile. Fue un trabajo de impacto limitado, alimentado por la situación política, pero reducido porque Corazón Rebelde nunca visitó Chile para presentarlo, en lo que siempre fue el gran sueño inconcluso del conjunto.

Grabaron en 1988 un segundo maxi-single en Los Ángeles, California, que incluyó los temas «De quoi je me mele» (algo así como ‘¿Que te metís?’) y «Soledad». Fue su última publicación antes del fin del grupo.

Tras la disolución de la banda, los hermanos Vásquez permanecieron en París, dedicados a labores ajenas a la música. El vocalista  Cacho visitó Chile en el 2001 para presentar un primer álbum solista, Cacho Vásquez, construido sobre un sonido de fusión lejano al rock crudo de Corazón Rebelde. Hoy reside aún en Chile y el 2002 publicó un libro autobiográfico con la historia del grupo.

Corazón Rebelde, en tanto, nunca se rearticuló, pero su disco fue reeditado por Alerce en formato compacto en el 2003, haciendo justicia sobre una banda singularmente chilena, que dio los primeros pasos en el punk y articuló una inteligente lectura rock de la política, aunque su impacto nunca pudo superar la distancia. Quizás por eso, su influencia es hoy es escasamente sentida por la cultura punk criolla.

Tres ciudades para el Día de la Música Chilena

Ana Tijoux, La Combo Tortuga, Villa Cariño, Álex Anwandter y María Esther Zamora con Pepe Fuentes figuran entre la docena de artistas que actuarán el 4 de octubre en el Velódromo del Estadio Nacional. Con distintos carteles, la celebración se replicará el 5 y 6 de octubre en Chillán y La Serena, respectivamente. La entrada es gratis (+).

«La despedida» de Cami

La cantante da a conocer el tercer adelanto de su próximo disco y se prepara para actuar en el Lunario del Auditorio Nacional de Ciudad de México.