Code

La del dúo Code es una de las experiencias más peculiares de la música improvisada chilena. Demasiado experimentales para el mundo popular, y demasiado libres para la academia, Enrique Siqués y Christian Hirth han abrazado el manido concepto de música experimental como una brújula abierta al permanente asombro. Su sonido debe abordarse, así, como una aventura, que excede por mucho el alcance de un par de parlantes y puede adentrarse, por ejemplo, en el paisaje o la arquitectura. Su trabajo es una permanente confirmación de su confianza en que «la música está en todas partes». Se trata de una sociedad de trabajo intermitente entre Hirth, también baterista de los grupos MediaBanda y Yonhosago, y Siqués, quien ha desarrollado una carrera como fotógrafo.

Leer más

Años

Santiago, 2005 - 2016

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Code

Integrantes

Christian Hirth, percusiones (2005 - 2012)
Enrique Siqués, percusiones (2005 - 2012)

Marisol García

Intervención de espacios
Si bien la percusión fue el camino formal que asumió la vocación musical de Enrique Siqués y Christian Hirth, ambos advierten un interés previo por el sonido ambiental en estado puro: el correr del agua, el viento entre el follaje, el trajín urbano. Más tarde, ambos siguieron estudios formales en el Instituto de Música de la Universidad Católica y en la Escuela de Música de la Universidad de Chile, respectivamente. Siqués terminó tomando clases particulares de percusión con Hirth, cuando éste ya destacaba como intérprete, docente y compositor.

Cuando en el año 2005 ambos decidieron asociarse, los instrumentos fueron saliendo de su propia cotidianeidad: espátulas, pelotas, jarros de agua, muros. Más tarde, el dúo cautivaría la atención en vivo con la muestra de su Estación Mandala, un instrumento cúbico de percusión de 2,4 metros de altura, construido por ellos mismos con cuerdas, gongs y espátulas de metal. Tal como John Cage compuso en 1967 una obra para living-room, Code ha ido dirigiendo su búsqueda musical por la intervención de espacios públicos y privados. Cuando en el 2008 se organizó en el Centro de Extensión de la UC un tributo colectivo a la obra "Musicircus" de ese compositor estadounidense, la invitación al dúo fue natural.

La más significativa de estas experiencias de intervención fue la que desarrollaron al año siguiente en un fundo semiabandonado cercano a Peñaflor. Los tres días de experimentación con discos de arados en desuso, fierros y una piscina vacía invadida por cientos de pelotas de goma fueron registrados al detalle por el realizador Francisco Willumsen (alumno de batería de Hirth). El documental A tempo real fue reconocido más tarde como el Mejor Documental Nacional del Festival In-Edit 2009, y ha sido clave para difundir el interesante trabajo de un dúo de características únicas en el medio local.