Charanku

Ítalo Pedrotti es uno de los charanguistas más importantes surgidos durante los ’90, que aprendió del propio Horacio Durán (de Inti-Illimani) las propiedades solísticas del instrumento andino en un contexto urbano y de fusión. En 2003, cuando Pedrotti aún pertenecía a la formación de Entrama, formó el ensamble progresivo Charanku para liderar un proyecto personal de música contemporánea de raíz folclórica y al mismo tiempo rockera, en una combinación que incluyó un triple frente de charangos y ronroco (charango mayor) junto con una base eléctrica con guitarra, bajo y batería.

Leer más

Años

Santiago, 2003 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Charanku

Integrantes

Italo Pedrotti, charango y guitarra acústica (2003 - •).
Carlos Vera, ronroco y piano (2003 - 2007).
Marcello Martínez, bajo (2003 - 2005).
Patricio Lisboa, guitarra eléctrica y contrabajo (2003 - 2007).
Juan Cristóbal Maza, charango (2003 - 2007).
Marcelo Arenas, batería (2003 - •).
Felipe Conejero, bajo (2005 - •).
José Luis Delpiano, charango (2007 - 2009).
Italo Aguilera, guitarra eléctrica (2007 - •).
Diego Salazar, piano y ronroco (2007 - 2009).
Sebastián Aldea, charango (2010 - •).
Javier Cornejo, piano, ronroco y violín (2010 - •).

Iñigo Díaz

En 2001 el coreógrafo Mauricio Barahona encargó a Pedrotti la creación de una obra experimental para ilustrar ciertos pasajes de tensión en su montaje Fotodanza. El charanguista compuso “Cuatro jinetes” (que estaría en el repertorio futuro) y la grabó con una banda operativa. Fue la génesis de Charanku, aunque entonces el grupo iba a adoptar el simple nombre de Charango Ensamble para cuando que se presentó en el Festival Entrecuerdas de 2002, con nuevas obras escritas por Pedrotti para charangos, ronroco y acompañamiento acústico. Su nuevo grupo tomó este nombre de Charanku, la palabra con que los indígenas aymaras del altiplano boliviano y peruano llamaban al instrumento que los españoles dieron nombre de charango.

Poco después la agrupación se había reorganizado incluyendo los instrumentos eléctricos del rock. Pero sobre todo con la llegada del baterista Marcelo Arenas (de Entrama y el trío rockero Triciclo), el grupo alcanzó su carácter definitivo como Charanku (subtitulado entonces como "charango progresivo"). Sus solistas principales en estas cuerdas han sido Braulio Ferrada, Carlos Vera, Juan Cristóbal Maza, José Luis Delpiano y Diego Salazar.

En 2005 actuó en el Festival de Charango en la peruana Arequipa, aunque fueron considerados por los cultores tradicionalistas del instrumento como una banda ajena a las raíces. Con su llegada al rock, la fusión, la improvisación y la música contemporánea, la obra electroacústica del ensamble chileno rompió ciertos esquemas clásicos de los dos frentes históricos del instrumento: el chanarago andino-tradicional y el charango urbano.

Ese año el grupo autogestionó la grabación de Sideral, capturado en vivo en una actuación en La Barcaza. En 2007 se presentó en espacios de Cusco y en 2008 editó su siguiente disco, Charanku, formalizados ya como proyecto estable, con composiciones de Pedrotti (“Otoñal”, "Vuelo de pájaros”, “Sideral”, “Ascotán”, y la antigua “Cuatro jinetes”), de Horacio Durán (“Tonada triste”) y de Claudio Pájaro Araya (“Reencuentro”).

Músicxs de Chile: conversaciones y conciertos

El colectivo inició sus actividades con una versión de "El derecho de vivir en paz" y sigue el pulso de las manifestaciones. Luego de una conversación sobre la Constitución con el abogado Fernando Atria, sumaron un encuentro con el filósofo Gastón Soublette. Los registros de sus acciones, acá. 

Entre Tongoy y Los Vilos

El trompetista de jazz nacido en Coquimbo vuelve musicalmente al Norte Chico a través de Socos, disco que publica en vinilo como una retrospectiva de sus primeros tiempos en la música.