Paul Barreaux

Paul Barreaux perteneció al popular programa dominical “Venga conmigo” de Canal 13 conducido en los '90 por el cantante-animador José Alfredo Fuentes. Como figura televisiva, el bailarín Paul Barreaux llegó a ser considerado el primer “rapero sin calle” de la historia. Fue su éxito inicial en el staff del grupo de baile “Generación 2000” el que lo catapultó en 1995 y 1996 a una plataforma pop que se tradujo en un disco de hip-hop editado por BMG bajo el nombre de Kaviar klub (1997). La historia musical no llegó mucho más allá.

Fechas

Décadas

1990 |

Géneros

Paul Barreaux

Barreaux, descendiente de una familia de origen francés, pasó del baile a la música y su gusto por las rimas lo llevaron a elegir el hip-hop como vía de acceso a la industria en la última época de venta de discos. Sin embargo su entrada a la comunidad hip-hop, por entonces dominada por gente como Jimmy Fernández, Lalo Meneses y el impacto de Tiro de Gracia, no fue del todo aceptada. Su rap comercial de métricas simples, emparentada con la música de la costa oeste, con ciertas referencias a Dr. Dre o Snoop Doggy Dog, y al lado latino de Wilfred y La Ganga, no trascendió más allá de su circuito televisivo y adolescente. Por eso, pese a contar con la producción y composición del experimentado Claudio Quiñones, cerebro musical detrás de la singular propuesta, el álbum tuvo apenas un sencillo radial y muy pronto dejó de sonar. Su nombre, así, desapareció con la misma velocidad con que el joven saltó al éxito televisivo.

Carolina Soto y su regreso discotequero

Desde un silencio musical, la ex baladista de "Rojo" sube el volumen al máximo con "La reina soy yo", una canción para la pista de baile y la esfera de espejos. Dedicada a la comunidad LGBTI, su lanzamiento se realizó en el contexto de una Marcha del Orgullo Gay en plena cuarentena. «A veces necesitamos poner la radio fuerte, bailar y olvidarnos del mundo», dice la cantante rancagüina.

Una candidata incomparable

En la recta final de la entrega de postulaciones, la estrella de la Nueva Ola concita el apoyo de organizaciones feministas como la Matria. Será una deliberación reñida y friccionada, toda vez que en 75 años de premiación solo tres mujeres lo han obtenido.