Pablo Rivas

Pablo Rivas es parte de una generación de autores contemporáneos que durante la década de los 2000 utilizaron la guitarra eléctrica, el software computacional y el home studio para construir canciones y discos intimistas revalidando la figura del cantautor chileno, mucho más allá de la trova clásica y la canción acústica: Rodrigo Jarque, Javier Barría, Marcelo Vergara.

Fechas

Santiago - 11 de febrero de 1981

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Pop

Grupos

Pablo Rivas

Iñigo Díaz

Mitad sociólogo y mitad músico, Rivas fue influenciado por el amplio sentido de canción en las creaciones de Álvaro Henríquez, durante y después de Los Tres, y por el trabajo sónico de Carlos Cabezas, así como la lógica pop de Gustavo Cerati y la poesía de Luis Alberto Spinetta. Entonces Rivas llegó a trabajar con guitarras, pistas, muestras, bases y voces construyendo un set de canciones en el estudio casero llamado Diosestudios. El experimento derivó en su primer disco solista autogestionado, autoproducido y autoeditado: Bang! (2005), para cuya presentación contó además con las colaboraciones de escenario de músicos de distintas procedencias: el metal de Coprófago (Felipe Castro, bajo), el rock progresivo de Spectrum (Ignacio García de Cortázar, batería) y la fusión latinoamericana de El Gremio (Lorena Gormaz, voz).

Instalado en París desde 2005, Rivas se asoció con la cantante chilena Paula Liz, con quien inició un proyecto de producción de pop y bossa nova, ahora mucho más instruido en el trabajo de los músicos electrónicos chilenos en Berlín como Dandy Jack y Ricardo Villalobos. Esa experiencia lo llevó luego a trabajar con mayor peso en bases y ritmos, que quedaron expuestos más tarde en un segundo disco, Patadas voladoras, editado por el netlabel Diosestudios, que contó con la participación de Josefina Echenique, integrante del grupo Cántaro, por entonces también radicado en París. Junto a otro músico de ese conjunto, el contrabajista Patricio Lisboa, en 2011 Pablo Rivas formó el trío de pop-rock Cuerpo F, que incluyó al baterista Tomás Reyes y en 2014 debutó con Disco fantasma.