Mónica Rodríguez

Si una personalidad del pop como Nicole puede tener un lado oscuro, en ese lado estará Mónica Rodríguez; probablemente, la única con la categoría de antiestrella entre las cantantes de la generación lanzada desde los reality shows. En 2003 se adjudicó la versión local del concurso "Operación triunfo", pero la joven de cejas rasuradas dio un paso al lado en el camino trazado para otros hijos del canto televisado. Luego de un álbum pop, Mónica concentró su trabajo por vías más rockeras, primero junto a un grupo (también identificado como Monik) y luego de modo solista.

Fechas

La Ligua - 04 de noviembre de 1980

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Mónica Rodríguez

Marisol García / Iñigo Díaz

Nacida en La Ligua y criada en La Serena —donde estudió canto lírico, violín y piano—, en Santiago integró la banda de tintes góticos Déjà Vu. Cuando el grupo se disolvió tuvo la posibilidad de integrarse al elenco de "Rojo, fama contrafama", de TVN, pero la joven se declaraba «antipop» y rechazó la opción. Más tarde, en 2003, se presentó a las preselecciones de “Operación triunfo” (Nicole Andreu, César Ávila, Eugenia Valdatara), programa que después de tres meses de encierro y competencia le entregaría el primer lugar. Y con ello un premio consistente en la grabación y publicación de un disco y la participación en una competencia europea similar.

Viajó a Cannes en marzo de 2004 y participó en el show Worldbeat, donde cantó a dúo con Lionel Richie la famosa “All night long”. Para entonces ya circulaba su álbum debut, Mónica, presentado por Universal y destacado en radios por el single "Sé sincera". Su grabación y edición fueron, para la cantante, una seguidilla de desagrados. Manifestó públicamente no tener cercanía ni con el productor (Claudio Quiñones) ni con la línea de arreglos. Mónica Rodríguez, la supuesta mujer conflictiva del reality show, necesitaba un giro. Grabó así "Chao" (de Colombina Parra) para la banda sonora de la película Promedio rojo, y colaboró con el disco de pop-animé Proyecto Mono. Mónica terminó su contrato con Universal y se abocó a preocuparse de la formación de su nueva banda, Monik, nuevamente en la línea gótica.

En 2006 el grupo editó entonces Monik, trabajado junto al productor Marcelo Aldunate, adelantado en radios por el single "Grita". El desarrollo posterior de su carrera se vio interrumpido por su decisión de estudiar Ingeniería Comercial. Sólo cuando la cantante se tituló como profesional, comenzó a pensar en un tercer álbum. Éste se materializó en 2012 bajo el título Fingir.