Juga di Prima

Compositora y multinstrumentista, con estudios universitarios de composición, ha sido la cantautoría solista el camino musical en el que Juga di Prima ha persistido y encontrado una voz ajustada a su expresión, particularmente inquieta. Su trayectoria integra vertientes atípicas en su combinación, del pop a la música pascuense y la chanson francesa; y con un firme apoyo escénico y visual. Su voz peculiar —intensa y dúctil: por momentos, melodramática en su interpretación amorosa— es también marca de su estilo. «Su pasión por folclores del mundo, la ópera del romanticismo italiano y posromanticismo alemán y varias divas de principios del siglo XX, desarrollan en Juga una manera teatral de enfrentarse a la composición», la presenta su sitio web, en fiel reflejo de su singularidad dentro de la escena chilena.

Fechas

Santiago - 01 de febrero de 1985

Décadas

2010 |

Géneros

Juga di Prima

Marisol García

Con ukelele tahitiano, guitarra y piano, Juga di Prima (María José Yarur) comenzó a darle forma a su canto y sus letras en la adolescencia. Se perfeccionó con clases de canto desde los 13 años, un viaje para lecciones asociadas en Alemania, y luego con una licenciatura completa de Composición en la Universidad Católica. Sin embargo, ha sido el camino popular e independiente mucho más acogedor para sus intenciones que la formalidad académica.

En éste, la cantautora se ha permitido gran libertad y un desplazamiento geográfico considerable. En 2009, por ejemplo, su decisión de residir por un tiempo en Rapa Nui (Isla de Pascua) la llevó a preparar y grabar allí su primer disco. El orden de las cosas (2010) consiguió considerable difusión radial para el single homónimo, canción de amor y de erotismo aplaudida en comentarios por su atrevimiento y un fresco filo de humor.

El concepto Cada isla un tesoro (2012) se desplegó en disco y en un musical que tuvo presentaciones en teatros de Santiago y en el Centro GAM. Su trabajo continuó desde entonces por unos años repartidos entre la capital y Rapa Nui. En la Isla, Juga di Prima articuló nuevas colaboraciones con músicos locales, reforzando así lo que ha definido como una fascinación absoluta por su naturaleza y cultura: «Es tan compleja, tan vasta, tan radical. He explorado esa lengua, esa cultura, esos paisajes, estudiando su parte ancestral, incorporando su lengua a mis letras, sus símbolos a mis discos y puesta en escena…».

También esa pasión la llevó a encontrar el modo de sumarle ideas a su decisión de llevar a escena parte del repertorio de la inmortal Édith Piaf, en un improbable cruce parisino-polinésico. Nació, así, Juga di Piaf, espectáculo de tintes cabaretesco que la artista llevó a varios escenarios junto a una banda, y que tuvo incluso presentaciones en 2014 en varias ciudades de Argentina, incluyendo Buenos Aires, y también en Montevideo (Uruguay) y Budapest (Hungría).

Los viajes la decidieron a mudarse por un tiempo a Buenos Aires y desarrollar allí nuevas apuestas para su trabajo. Estableció contacto con el prestigiado músico y productor Tweety González (histórico colaborador de Gustavo Cerati, entre otros) y con él trabajó el disco Maururu (2016). Era, también, un cruce entre puntos de su biografía. Maururu es «gracias» en pascuense.

«Muchas veces me han catalogado como inclasificable, y supongo que me voy a quedar así porque tengo intereses tan diversos que costaría encasillarme», comentó una vez en entrevista con el diario La Tercera. Es esa inasibilidad parte de su atractivo y su sello musical.

 

 

De la Sorbonne a la Picá de la Yasna

La academia que lleva su nombre recuperó las cintas con la presentación que dio en noviembre de 1956. Con guitarra traspuesta o kultrún, aparece en 18 tonadas, cuecas, refalosas, canciones mapuches y rapanuís, parte del valiosísimo documento Margot Loyola en La Sorbonne, que se lanzó en el escenario de Pedro Aguirre Cerda.

A 20 años del debut

Denisse Malebrán, Luciano Rojas y Coti Aboitiz, con el baterista Mauricio Clavería como invitado, recuerdan la publicación de Informe Saiko, que contiene canciones como "Cuando miro en tus ojos" y "Happy hour". Se presentan este sábado 14 en la Blondie.