Joaquín Muñoz Donoso

En la línea del acordeón chileno, Joaquín Muñoz Donoso aparece como un renovador del instrumento, tanto desde el avanzado solismo que lo describe y que lo llevó a grabar música contemporánea dedicada a su acordeón, como desde la educación en diversos frentes. Su gran contribución en este campo fue la creación en 2020 de la Orquesta Nacional de Acordeones de Chile, una experiencia que permitió a esos exponentes reunirse y tocar como un solo bloque.

Fechas

La Ligua - 04 de octubre de 1992

Décadas

2010 |2020 |

Géneros

Grupos

Con estudios de Composición en la U. de Chile, además de piano, violonchelo y contrabajo, Muñoz provenía de una familia de abundantes músicos, con abuelos folcloristas, madre cantante y guitarrista, y padre chelista y compositor. Fue, también, alumno de órgano de Miguel Letelier, Premio Nacional de Música 2008. Luego, sus estudios más decisivos de acordeón tuvieron lugar en San Bernardo, con el gran acordeonista Ignacio Hernández, en el Conservatorio Nacional de Acordeones de Chile.

Esa historia nueva había comenzó para Joaquín Muñoz en 2012, a los 20 años de edad, impulsado por su abuelo materno músico. Pronto comenzó a tocar con el elenco de cueca brava Los del Mapocho, además de probar en músicas del folclor ruso, con el conjunto Kalinka. Muñoz se adentró en el mundo de los fuelles, teclados y botoneras, hasta alcanzar niveles de virtuoso. Ha obtenido premios y menciones en concursos y certámenes en Canadá, Italia, Argentina y Chile, y entre esos logros su nombre figura como el primer acordeonista chileno en participar en una categoría de música docta a nivel mundial.

Intérprete del acordeón clásico (que permite la polifonía entre ambas manos, emulando al órgano de iglesia) y del acordeón standard (ideado para acompañamiento), Muñoz ha sido también profesor y gestor de proyectos como la Fundación Entre Fuelles, el Festival Internacional de Acordeón que se realiza en Chile y la citada Orquesta Nacional de Acordeones de Chile. Y entre sus trabajos como músico aparecen discos como Acordeón a la chilena (2019), con obras contemporánea para acordeón solo y electrónica mixta de compositores como Andrés González y Felipe Pinto D'Aguiar, y Clásicos de ayer & hoy (2020), donde reobserva canciones del repertorio popular universal.

Carolina Soto y su regreso discotequero

Desde un silencio musical, la ex baladista de "Rojo" sube el volumen al máximo con "La reina soy yo", una canción para la pista de baile y la esfera de espejos. Dedicada a la comunidad LGBTI, su lanzamiento se realizó en el contexto de una Marcha del Orgullo Gay en plena cuarentena. «A veces necesitamos poner la radio fuerte, bailar y olvidarnos del mundo», dice la cantante rancagüina.

Una candidata incomparable

En la recta final de la entrega de postulaciones, la estrella de la Nueva Ola concita el apoyo de organizaciones feministas como la Matria. Será una deliberación reñida y friccionada, toda vez que en 75 años de premiación solo tres mujeres lo han obtenido.