Derlinda Araya

Derlinda Araya
Foto: Discoteca Otoñal

Discos

Derlinda Araya

Una de las primeras artistas en grabar folclor chileno fue Derlinda Araya, una "precursora del cantar criollo", según la categoría que en 2006 estableció Margot Loyola en el libro La tonada: testimonios para el futuro. Nacida en la nortina Chañaral en 1895, se trasladó a Santiago, donde en los años '30 inició una exitosa carrera como cantante de radio y desde 1935 grabó varios discos, algunos junto al conjunto Los Provincianos, y de los que existen escasos registros. Carismática y muy popular, avanzada la década de 1940 se estableció en Linares, donde murió tempranamente en 1953. Tenía 58 años.

Fechas

Chañaral - 27 de julio de 1895
Linares - 23 de diciembre de 1953

Décadas

1940 |

Géneros

derlinda-araya

JL

"Derlinda Araya era promocionada por la radioemisora como una de las artistas que más reciben cartas en la radio, la mayoría de apartados rincones del territorio nacional, y muchas de Argentina y de otros países". El musicólogo Juan Pablo González y el historiador Claudio Rolle describen de esta manera la popularidad de la cantante en su libro Historia social de la  música popular en Chile (1900 - 1950), editado en 2005. Los mismos autores citan una revista Ercilla de 1940 que habla de muchas imitadoras que cantaban "a lo Derlinda", lo que daba cuenta del estatus que había alcanzado y de lo conocido que llegó a ser su nombre y su estilo interpretativo en radios.

Margot Loyola también destacaba la simpatía en el repertorio de la cantante, que justamente le valió esa popularidad, plasmada en decenas de discos, aunque hoy se conservan muy pocos. Derlinda Araya aparece en el fundamental disco Aires tradicionales y folklóricos de Chile, que editó la Universidad de Chile en 1944, y donde ella acompañó con su voz y guitarra a Las Hermanas Acuña en cuatro fonogramas: dos cantos a lo divino, una décima y una danza.

Un año antes, Derlinda Araya había editado un álbum con partituras de sus canciones más célebres, como "El vals de Ovalle", "Recuerdos de ausencia" y "El torito chileno". Hasta avanzada esa década trabajó en radios, hasta que su paso a Linares, donde falleció en 1953. Junto con Petronila Orellana (1885-1963) y Esther Martínez (1903-1989), Derlinda Araya conforma una tríada de tempranos nombres femeninos del folclor en el siglo XX antes de la aparición de artistas referenciales en la historia, como Violeta Parra y la propia Margot Loyola.

 

 

Discos