Daniela Henríquez

La cantante pop y compositora Daniela Henríquez tiene una historia personal vinculada las Escuelas de Rock de su Concepción natal, donde en 1997 ingresó para formarse con profesores como Claudio Narea y Florcita Motuda y donde compartió experiencias con unos iniciados Bunkers: Álvaro López, Gonzalo López y Francisco Durán. Su presencia allí le valió grabar la canción “Espejo”, producida por Tito Escárate, para un álbum compilatorio con los trabajos de esa escuela. Desde entonces, la vena autoral ha prevalecido en su historia hasta desembocar en el disco La calle en que viví (2013), cuando Daniela Henríquez ya se había mudado a Santiago.

Fechas

Concepción - 19 de junio de 1980

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Pop
Daniela Henríquez

Con experiencias corales en torno a la Orquesta Sinfónica de Concepción, con ese trabajo de instrucción en las Escuelas de Rock e inspirada por la marca de Los Tres su presencia en los circuitos musicales penquitas le significaron el apelativo de “nueva musa del rock penquista” en el año 2000. Luego de un paréntesis de seis años, Daniela Henríquez retomó el ritmo de composición de canciones, apoyada por el músico Claudio Bustos. Colaboró en Concepción con el grupo Amigo Imaginario y como solista compartió escenario con Gonzalo Yáñez. Su primer álbum, el autobiográfico La calle en que viví, fue producido por Cristián López y allí Daniela Henríquez marcó un acento propio de pop y guitarras con música próxima al brit pop. Entre sus colaboraciones en el sur, en 2018 se integró a la banda del rapero de Talcahuano Jodelase.

"Hijo del sol luminoso", casi 40 años después

En 1981, cuando Joe Vasconcellos era el joven cantante de Congreso, les mostró "Hijo del sol luminoso" con su guitarra y el grupo la convirtió en un clásico al incluirla en su disco Viaje por la cresta del mundo. Casi cuatro décadas después, su autor lanza otra versión: El colorido registro de su concierto de noviembre, acompañado de la Banda Conmoción y Santa Feria.

Cueca centenaria

En 1895, los Lumiere presentaron el cine , y encargaron a realizadores grabar cortos en todo el mundo. En 1903 llegó uno a Chile , y grabó la primera película chilena: Paseo a Playa Ancha. Cinco cortos. El primero es un registro de personas bailando zamacueca. En 2017 lo restauró y publicó la Cineteca.