Claudio Villanueva

Claudio Villanueva pertenece a la abundante camada de guitarristas de flamenco que tomó cuerpo durante la década de los años 2000 y que tiene nombres como Andrés Hernández, Daniel Muñoz Méndez y Francisco García Sánchez, aunque su experiencia formativa y creativa se desarrolló con mayor profundidad y alcance en la ciudad de Madrid.

Fechas

Santiago - 20 de febrero de 1980

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Su inicio autodidacta como guitarrista terminaría en 2000, año en que Villanueva comenzó a instruirse en la modalidad flamenca con Jorge Bravo. Un año después aparecería en la Academia de Flamenco de Jeaninne Albornoz como acompañante de cante y baile flamenco. En ese espacio actuó junto a los bailaores Francisco Delgado y Natalia García Huidobro, y más tarde inició un trabajo de investigación acerca del cante junto al guitarrista y cantaor Julián Herreros.

En 2005 editó su disco debut, A mi gente, para el que escribió un variado repertorio de palos, rumbas, bulerías, tanguillos, tarantas y soleás, con dedicatorias especiales, entre ellas a los guitarristas Jorge Bravo y Daniel Muñoz.

Luego viajó a España para estudiar y trabajar con músicos de la estatura de los cantaores Rafael Jiménez, El Falo; Juan José Amador, Ramón el Portugués, Talegón de Córdoba y los guitarristas David Cerreduela, Camarón de Pitita, Paco Cruz, Carlos de Jacoba y el eminente Agustín Carbonell, El Bola. En Madrid, Villanueva completó su formación con guitarristas como Aquilino Jiménez, El Entri; y Enrique Vargas, además de sumarse a los cursos del maestro Manolo Sanlúcar, José Jiménez, El Viejín; y Parrilla de Jerez.

En 2006, inicia sus apariciones en espacios del flamenco madrileño, tocando en colmaos y tablaos de la ciudad, y actuando en otros escenarios de España, Europa y Japón. En tablaos de Madrid como Casa Patas, Las Carboneras y Villa Rosa, se presenta como acompañante de diversos artistas españoles, y en 2010 Villanueva se suma al elenco de Agustín Carbonell, El Bola como segundo guitarrista en el espectáculo “Rojo y Rosa”, presentado en el Teatro Lara de Madrid. Poco después editó su segundo trabajo solista, Ágape (2012). A su regreso a Chile, se incorporó al quinteto de fusión del guitarrista y mandolinista Antonio Restucci.

Isma Rivera, el derecho a decir

El poeta y cantor levanta en su primer disco versos que ganan potencia junto a guitarras y secuencias a la vez furiosas y cautivantes. La última cena de los buitres es una de las publicaciones remecedoras de la temporada. «Si me dicen “canta despacito”, ni sé cómo se hace».

Los Zabaleta, en presente

Los Hermanos Zabaleta ahora se llama el nuevo disco del histórico dúo, con una docena de canciones entre las que se incluyen dos composiciones inéditas.