Vena Raíz

Los viajes reales y musicales por el continente son antecedentes de la formación de Vena Raíz, un grupo iniciado en 2006 en torno al encuentro de raíces folclóricas chilenas y latinoamericanas en general. Con la cantante y compositora Natalia Contesse al frente pusieron en el disco Vena Raíz (2008) una serie de canciones con raíces andinas, afroperuanas, mapuches y de cueca que incluye también una canción de Violeta Parra.

Leer más

Años

Santiago, 2006 - 2009

Décadas

2000 |

Géneros

Vena Raíz

Integrantes

Natalia Contesse, voz y cuatro (2006 - 2009)
Javier Mardones, guitarra (2006 - 2009)
Rodrigo Aros Gho, guitarra, quena, quenacho, udú y percusión (2006 - 2009)
Cristián Latapiat, caja, cajón peruano, platillos, bombo legüero y voz (2006 - 2009).

David Ponce

Natalia Contesse ya venía de conjuntos de percusión africana y latina como Los Obreros del Ritmo y Detucunaatutumba (donde también militó Rodrigo Aros Gho) cuando se unió a Vena Raíz, que debutó como tal en 2006 con una actuación en el escenario de La Barcaza, en Santiago. Desde entonces, tanto en Chile como en un viaje a Bolivia, pusieron a punto en vivo un repertorio arreglado con guitarras, cuatro, charango, quena y percusión entre otros instrumentos tradicionales, que dos años más tarde, en febrero de 2008, dio forma a su disco Vena Raíz.

Grabado con músicos de más experiencia como el percusionista Carlos Basilio y con arreglos de Cuti Aste, el disco contiene nuevas versiones para esa música, esta vez con violines, cellos y contrabajos, y se despliega entre raíces como el pulso mapuche de "El cóndor sigue volando", una mayoría de compases ternarios propios de la música latinoamericana y la cueca "Pastelero a tus pasteles", de Violeta Parra. La cueca fue de hecho una veta explorada por Vena Raíz más allá de su primera grabación, aunque la vida del grupo terminó apenas tres años después de su inicio. A partir de ese 2009, la cantante se adentró a su vez en la raíz campesina chilena con miras a un disco y un repertorio propios.

"El pueblo unido" en pandemia

Más de 50 voces en un coro, 21 guitarristas, 21 instrumentistas de viento, seis percusionistas, un arpista, 12 violinistas... Un total de 120 músicos doctos en Chile y otros cinco países registraron con sus celulares "El pueblo unido", como un homenaje al estallido de octubre. Así lo presentan: "Nuestra lucha está en pausa".

"Cantar cuando se acaba el mundo"

"Porque esta es mi misión". "Corona blues" es la rockera mirada de Eduardo Carrasco, director de Quilapayún, a  la pandemia. La producción es de Fernando Julio, y lo acompañan, entre varios, ex músicos de Los Bunkers.