Samadi

Samadi es la sociedad de música étnica que la cantautora Pascuala Ilabaca mantiene en paralelo a su trabajo solista. Su dúo junto al percusionista Jaime Frez se define por un trabajo de recopilación de repertorios de India, África, Latinoamérica, Arabia y Europa, combinados con improvisación y música contemporánea, a partir de instrumentos como balafón o marimba africana, acordeón, calimba, djembe, gatam, chekere, tabla, nahal y mirdanga.

Leer más

Años

Valparaíso, 2005 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Samadi

Integrantes

Pascuala Ilabaca; voz, acordeón, calimba (2005 - •)
Jaime Frez, percusión (2005 - •).

Marisol García

Su preparación se enriqueció con el viaje que ambos músicos realizaron durante un año (2008 a 2009) por India. Fueron seis meses de estudio con un maestro de canto en la ciudad de Varanasi, y otros seis, viajando e investigando el folclore de distintos rincones de ese país.

El primer disco del grupo, Perfume y veneno (2010), resumió las lecciones de Samadi en ese viaje. Según Pascuala, el disco «trata de cómo es vivir en el infierno y en el paraíso a la vez. Eso fue lo que viví en la ciudad de Varanasi, en la India: estaba toda la inspiración musical que buscaba pero a la vez me iba poniendo flaca de tanto enfermarme. Y como si mueres en Varanasi te liberas de toda la cadena de la reencarnación, todos los hindúes caminan hacia esa ciudad como último trayecto, antes de la muerte definitiva. Vi a mucha gente morir, vi perros comiendo cadáveres, vi niños flotando en el río. A eso le puse música».

Las canciones del mes en que Chile cambió

Canciones, la mayoría originales, discos y beats electrónicos han grabado los músicos chilenos desde el 18 de octubre. Inspirados en el caceroleo, en la respuesta represiva y en las demandas que la gente ha expresado en calles y cabildos. Aquí, MusicaPopular.cl retrata la música del primer mes del Chile que cambió. (Foto: Daniel Miranda)

Mon Laferte protesta por Chile

Luciendo la pañoleta verde del movimiento feminista, la cantante fue reconocida como el Mejor Álbum de Música Alternativa, por Norma, y se manifestó contra la represión en Chile. Al recibir galardón, leyó una décima de Fabiola González, La Chinganera.