Fantasía

Punitaqui es una localidad de la provincia de Limarí, en la región de Coquimbo, que ganó notoriedad nacional tras el violento terremoto de 6.8 grados en la escala Richter que asoló la zona el 14 de noviembre de 1997, con epicentro preciso en ese pueblo. Pero el lugar es desde antes epicentro de otro movimiento nacional de alcance aún mayor: el exitoso sonido de cumbia que emergió desde allí en la primera mitad de los años ’90. Y Fantasía es el grupo iniciador de ese sonido.

 

Leer más

Años

Punitaqui, 1991 -

Décadas

1990 |

Géneros

Fantasía

Integrantes

.

MusicaPopular.cl

Éste es el primer nombre de la dinastía de la cumbia nortina chilena con punto de partida en Punitaqui, que luego sería completada por el grupo Alegría. Tras aparecer con el nombre previo de Sonora Fantasía, el conjunto se inició con la alineación entre Paskual Ramírez Pereira (voz, guitarra y dirección), cantante proveniente del grupo ariqueño La Nueva Cosecha; Eveneser Morales (voz), Juan Tito Pereira (animación), hermano de Neftalí Pereira, el animador de Alegría; Erick Ríos (teclados), Elías Vergara (bajo) y Rodolfo Segovia (batería).

Bajo el nombre de Fantasía de Punitaqui grabaron sus dos primeros discos, Volumen I (1992) y Volumen II (1993). En 1994 se instalaron en Santiago y con el sello Calipso Record’s editaron hasta 1999 discos como Fantasía tropical, 15 éxitos, Fantasía 95 (1995) y Más éxitos… (1995). En 1995 se produjeron las primeras deserciones: Paskual Ramírez y Elías Vergara se cambian a Alegría. En su lugar llegaron Fernando Robles (bajo) y Cristian Espinoza (guitarra), y la nueva formación grabó el disco Fantasía 96, reeditado un año después como Fantasía 97.

En 1998 tampoco estaban el cantante Eveneser Morales ni la dupla Espinoza Robles: estos últimos se uniero en 1997 a Paskual y su Alegría, el tercer grupo formado por Paskual Ramírez tras haber dejado a su vez a Alegría. En Fantasía sí continuaban Tito Pereira en la voz y Rodolfo Segovia en la batería, y se sumaron Óscar Godoy (guitarra), también futuro integrante de Alegría y luego de La Nueva Alegría, Maikel Zenteno (bajo), Marcos Oyarzo y Jaime Phillips.

Los discos Maldito vicio (1998) y ¡OK! (1999) quedan como el registro de esa época. Dos años más tarde, la formación original de Punitaqui se juntó a grabar el CD en vivo 10 años después – Los originales (2001), pero apenas un año después de ellos sólo continuaba el vocalista Tito Pereira, quien convocó a nuevos músicos para editar el álbum Renacer (2002). Siempre con cambios de integrantes y alojada también en diversos sellos disqueros como Calipso Record’s, Caribe Record’s y Guyani, la carrera de Fantasía ha continuado con los discos En la ruta del éxito (2005) y Ayer, hoy y siempre (2006), fiel al sonido de cumbia con teclados y baterías electrónicas iniciada hace casi dos décadas en Punitaqui.

Adiós a un Jocker

El guitarrista de Los Jockers Sergio del Río (con el paraguas en la foto) falleció ayer en Santiago. Era peluquero de profesión y dejó su nombre impreso en la historia del rock chileno. Fue parte de Aguaturbia y Destruction Mac’s y con Los Jockers batió el recordado récord de tocar por 53 horas el 29 de septiembre de 1967. Ocasionalmente volvía a los escenarios.

Roli Urzúa: «Fiskales me hace bien»

El bajista y compositor habla del venidero disco de Fiskales Ad-Hok, la banda que cofundó hace más de tres décadas.