Ñusta
Sebastián Prado 2019 Vértigo

Ñusta

Tras un período extendido a lo largo del cual consolidó al quinteto que grabó Palabras malditas un año antes, Sebastián Prado reorganiza aquí su instrumento tras las partidas de Sebastián Castro a Alemania y de Juan Pablo Jaramillo a Estados Unidos. Al nuevo quinteto se integran Óscar Pizarro (piano) y Carlos Cortés (batería) y se mantienen los nombres clave de Claudio Rubio (saxo tenor) y Milton Russell (contrabajo). El guitarrista, que se había autodefinido como un artesano de la composición, da nuevos pasos en su discurso estético con la combinación de sonidos como los del piano frente a la guitarra, la voz del saxofón tenor y sobre todo la idea de que las complejidades de ese discurso están ahora al servicio de la simpleza de la música. Prado toma la figura de la ñusta, el nombre de las princesas incas precolombinas, para alcanzar composiciones con dedicatorias: "Alma morena", en un deconstruido ritmo de festejo peruano, o la thomyorkiana canción de cuna “Rafa’s lullaby”. —Antonio Voland

Canciones

1. Ñusta
2. Alma morena
3. Ruido blanco
4. Corteza
5. Olvido
6. Rafa's lullaby
7. Estética