Ismael Gálvez

El frente de jazzistas chilenos incorporados al circuito musical de Francia comienza en los años ‘60 con el pianista Matías Pizarro y los hermanos Manuel y Patricio Villarroel y termina con el trompetista Ismael Gálvez, quien describió una ruta espontánea hasta recalar en París y formar ensambles de música experimental conocido en cierto underground de la ciudad como Séptimo Gnomo.

Fechas

Teno - 04 de agosto de 1973

Décadas

2000 |

Géneros

Ismael Gálvez

Recién a los 21 años Ismael Gálvez comenzó estudios de trompeta, paralelamente a su carrera de ingeniero, con trompetistas de bloque, orquestas populares y big bands swing Cristián Muñoz y José Pepe Vergara. En 1997 se radicó en Ciudad de México para estudiar Antropología, pero a medida que continuaba su ruta como músico callejero, no sólo decidió dejar sus profesiones formales sino además la capital mexicana para instalarse en París en 2002.

Ahí compuso música para teatro y danza, y participa como actor. Escribe para la compañía de danza Butoh Les Trois Garantes, donde conoce a la cantante Sibylle Jounot y juntos inician un proyecto de música experimental sobre la base del acid jazz, la música electrónica y la canción de cabaret que titulan Séptimo Gnomo. Con el grupo, Gálvez egresa como compositor, se presenta en ciudades de Europa Occidental y además suma otras presentaciones que consideran al contrabajista chileno Marcelo Córdova y el guitarrista y autor Jorge Paredes, además de diversas colaboraciones con músicos franceses en espacios como Théâtre Trévise, Chat Noir, Café Montmartre, Studio Théâtre de Charenton.

La muerte de un artífice

El 19 de junio se cumplen 50 años del fallecimiento del músico, como consecuencia de un accidente automovilístico en las afueras de Valparaíso. Desde 1959, el pianista Omar Nahuel encabezó a una generación de modernos jazzistas y dejó para la historia valiosos álbumes con su Nahuel Jazz Quartet en 1963 y 1965.

Adiós a un chilenero

Los Chileneros, Mario Catalán, Los Chinganeros son algunos de los nombres de la cueca con los que compartió Carlos Pollito Navarro, acordeonista fundamental, que falleció ayer a los 89 años, según informa el sitio Cancionero Discográfico de Cuecas Chilenas. Esta es su historia.