Todas íbamos a ser Violeta
Fabiola González – La Chinganera 2014 Fondo de la Música
Descarga Disponible

Todas íbamos a ser Violeta

Un vuelco severo hacia el folclor experimenta Fabiola González tras su primer disco, La Chinganera, publicado seis años antes como un ejercicio de composición y arreglismo en el campo de la fusión. Pero más que un vuelco es el regreso a un origen, que la resitúa en los campos del Biobío, donde ella se crió. De este modo toma el rol de la cantora y su tradición, en una serie de creaciones reunidas en un disco cuyo título viene a confrontar a Gabriela Mistral con Violeta Parra. La décima es su lengua madre, que puede multiplicarse en estrofas casi sin un final, como queda expuesto en “Centésima”, la autobiografía de un día. También escribe poesía en décima para “La mujer caballo”, “Décimas de amor” y “La palomita”, donde se une a la cantora magallánica Naara Andariega, y juntas crean un finar para la guitarra bautizado como “afinación palomita”. Si la décima es la lengua, entonces la guitarra traspuesta es su máquina musical. La Chinganera canta las cuecas “El reclamo”, “La dicha” y “Vengo a cantar una cueca”, incursiona en el canto a lo poeta junto a Manuel Sánchez en “Del cielo a tu corazón”, y escribe una conmovedora canción de protesta: “Yo no quiero que a mi niño”, una crítica al despiadado sistema educacional del neoliberalismo. —Antonio Voland

Canciones

1. La palomita
2. El reclamo
3. Yo no quiero que a mi niño
4. La mujer caballo
5. Décimas por Víctor Jara
6. La dicha / Vengo a cantar una cueca
7. Del cielo a tu corazón
8. Sonetos
9. Décimas de amor
10. Centésima