The art of chordmelody

Si de autogestión musical se trata, el Premio a la Música Nacional Presidente de la República que obtuvo en 2018 permitió a Christian Gálvez producir el disco que terminaría siendo su propio manifiesto dentro de la música. Grabado en una semana intensa de sesiones en Nueva Jersey, The art of chormelody obtuvo una categoría principal en su discografía, toda vez que el bajista chileno finalizó con este proyecto una etapa decisiva en la investigación del lenguaje que desarrolló principalmente durante la década de 2010. Entendido como la ejecución de acordes y líneas melódicas en simultáneo, el chordmelody posibilitó a Gálvez reubicarse como bajista de seis cuerdas en la posición de músico solista y líder de conjuntos. Y si la gran mayoría de sus discos previos presentaron un jazz fusión exuberante a través de cuartetos, quintetos, sextetos y ensambles, aquí el músico reduce al mínimo las posibilidades de diálogo a través de una música que es intimista y reflexiva. The art of chormelody presenta siete dúos con siete contrabajistas de Nueva York, considerando en ese espacio a figuras de la historia del jazz moderno: Eddie Gomez (contrabajista de Bill Evans, con "Very early"), Ron Carter (de Miles Davis, con "Gone with the wind") o John Patitucci (de Chick Corea, con "Giants steps"), por mencionar a los más reputados. También dialogan con Gálvez el canadiense Dave Young, el estadounidense Pat O'Leary, el peruano Jorge Roeder y el chileno Pablo Menares. La celebración del "cordmelodismo" fue, en definitiva, la culminación de un proceso largo en homenaje a los guitarristas de jazz que marcaron la formación del virtuoso bajista chileno. —Antonio Voland

Canciones

1. Flamingo
2. Gone with the wind
3. Giant steps
4. These foolish things
5. Music to watch girls by
6. All the things you are
7. Very early