2000

00

Santiago Downbeat

Con músicos de formación académica, en el Instituto Projazz, y con algunos provenientes de la Conchalí Big Band, el año 2008 comenzó a trabajar Santiago Downbeat, que se definían a sí mismos como "ska – jazz", y que tras un largo proceso de ensayos, en el año 2012 editaron su primer disco. Con la voz femenina de Nati Ramírez, han tributado a la Orquesta Huambaly y a Los Ramblers y compartido escenario con los Skatalities en Chile. Su circuito de presentaciones ha llegado varias veces fuera de Chile. El 2014 lanzaron el EP Sonido trascendental, vol. 1.

Wentru

Wentru es una agrupación antofagastina, que nació a comienzos de la década del 2000, como un proyecto personal del guitarrista Carlos Montivero, y que tomó su propia fisonomía de banda con nuevos músicos, en especial con la llegada del bajista Daniel Lattus. La incorporación de la cantante Fabiola Miño selló la formación de la banda y el estilo de doble voz masculina y femenina. El grupo expone un "pop azul", es decir una música de enfoque "melancólico, invernal e intimista", como han declarado.

Javier Barría

Javier Barría es un músico inquieto, perceptivo e indivisible y ciertamente uno de los más significativos rockeros de la generación pionera de MySpace y luego de los múltiples canales de la red que la sucedieron. Cantautor con guitarra eléctrica, cantautor digital, cantautor personal, cantautor wi-fi, en definitiva, un hacedor de canciones y uno de los primeros en liberar sus discos para descarga en internet.

Angulart

En su trayectoria Angulart ha mostrado una característica muy arraigada en el ambiente en que se desarrolla y aprecia el rock progresivo chileno: el rápido furor y la siguiente inestabilidad, que en la mayoría de los casos tiende a reducir el trabajo y los resultados esfuerzos de la etapa precedente. Así y todo, la banda operó sobre una especial mixtura del neoprog con elementos estéticos obtenidos del folclor y la tradición de la música chilena.

Susana Lépez

La penquista Susana Lépez es una intérprete de diversos repertorios de música latinoamericana y fusión de estilos, que ha instalado su nombre en la escena de Concepción con una voz de fuerte acento en el canto popular. Se inició en 1997 y puso sus primeras voces en las grabaciones y actuaciones en vivo del grupo de rock progresivo Decúbito Supino, donde actuaba un joven Nicolás Vera en la guitarra.

Daniela Aleuy

Daniela Aleuy fue, junto a María Ela, la última figura en la era del TV pop antes de la irrupción de los reality shows y concursos de talentos con sus figuras mediáticas en distintas estaciones, como Ximena Abarca, Mónica Rodríguez o María José Quintanilla. Aleuy y su compañera cantaron en el coro del programa "Pase lo que pase" y desde allí instalaron sus nombres como cantantes solistas. En 2001 llegó a representar a Chile en el Festival de Viña y terminó convertida en popular figura, aunque por corto tiempo.

María Colores

Con un sonido pop que proviene de un dilatado trabajo musical independiente, María Magdalena Ortiz debutó como María Colores (con un seudónimo creado por su hermano menor) el año 2011 a instancias del Sello Azul. Su disco Llamadas perdidas fue parte de los lanzamientos de ese año de la compañía editora de la SCD y se convirtió en uno de los más difundidos, fundamentalmente gracias a la canción que da nombre al disco, éxito radial del año 2011. Su trabajo posterior ha seguido alcanzando una alta difusión, y un creciente circuito en vivo.