Una retrospectiva de MusicaPopular.cl

ANTOLOGÍA 2016

 

En MusicaPopular.cl presentamos una mirada a lo grabado, escuchado y acontecido en el panorama musical chileno del año recién pasado. La presente retrospectiva de figuras y estrenos incluye una selección de cuatro nombres propios que encarnan sendos hitos musicales del año por diversas razones; una apreciación de veinte discos destacables de la temporada según el criterio de los editores de nuestro sitio; y una revisión inclusiva a los lanzamientos discográficos del período a modo de contexto general del año. Esta es la música chilena de antología de 2016.

 

portada

MÚSICOS DEL AÑO

Mon Laferte

 

Su gran concierto ofrecido en el Auditorio Nacional de Ciudad de México, así como el que la llevó al Teatro Cariola de Santiago, su actuación en los Grammy Latinos junto al colombiano Juanes y su participación en el reciente Festival de Viña ya consagrada como una estrella de la canción popular. Todo lo que en 2016 puso a la viñamarina en la primera línea es también el resultado de lo que consiguió un año antes a través del disco Mon Laferte, vol. 1, que marcó el gran quiebre de la rockera a la cantante melodramática que conquistó al público mexicano.

 

Alex Anwandter

 

Tocó en Teleradio Donoso entre 2005 y 2009, fue solista aunque saboteó el nombre propio con el alias de Odisea en 2010, asumió la identidad de Alex Anwandter en 2011 y terminó por hacer explosión múltiple en 2016: como cineasta con su película “Nunca vas a estar solo”; como cantante pop con su disco Amiga, como figura con sus nominaciones al Grammy Latino y como activista con todas las anteriores, a base de discurso punzante y orgullo de género. Lo dice en “Manifiesto”, una de sus canciones nuevas: "Yo quiero ser un manifiesto / hecho cuerpo”.

 

Jorge González

 

A los 52 años, Jorge González confirmó su retiro de los escenarios. El accidente vascular que se le reveló en febrero de 2015, en plena actuación, interrumpió definitivamente su oficio artístico. Actuó en público cuatro veces desde entonces y la última fue en un manido y olvidable homenaje en la Cumbre del Rock. Pero no es momento de despedidas. Él sólo da vuelta la página: Ha anunciado una autobiografía y un nuevo disco. El 2016 fue el año en que el Jorge González comenzó una nueva historia. Como cuando presentó La voz de los 80. 32 años atrás.

 

Vicente Bianchi

 

El solo hecho de haber obtenido el Premio Nacional de Artes Musicales en 2016 hace de Vicente Bianchi una figura musical chilena de la temporada. Por lo tanto el significado especial que tiene el premio en su caso viene a sumar méritos. Pianista, compositor, director de orquestas y coros, Bianchi hizo más historia que ninguno de sus 25 predecesores, con la sola excepción de Margot Loyola (ganadora en 1994): ella fue la primera folclorista y el el primer músico popular en recibir el Premio Nacional. Debe ser lo que llaman un golpe a la cátedra.

 

 


DISCOS ELEGIDOS

Los editores de MusicaPopular.cl escogen veinte discos chilenos del 2016.

 

Rulo – Vendaval (Discos Pendiente)

RuloVendaval (Discos Pendiente)

Para alguien formado en las escuelas del funk y el soul lo esperable hubiera sido una propuesta eléctrica y despojada en su debut formal como solista. Nada más lejos de lo presentado por David Eidelstein, más conocido como Rulo y más reconocido desde su adolescencia noventera como bajista de Los Tetas, amén de su paso por bandas ligadas al funk, al soul y al rhythm & blues de elaboración chilena (Goda, Rayos, Samurai, Esencia, Funkattack). Vendaval, su disco debut, honra ese título porque envuelve al auditor con la sorpresa y la fuerza de unos vientos inesperados entre diversidad de timbres (guitarras, órganos, bronces y percusiones del mundo) y sobre todo géneros musicales con énfasis en la América Latina (vals peruano, samba, cueca) al servicio de una creativa aproximación a la canción de amor. “Parado frente al destino / veo claro mi camino / todo lo que he aprendido / y todo lo que se ha ido”, canta Rulo en la composición que da título al disco, y lo mismo podría ser una canción de amor o una declaración autobiográfica de los aprendizajes y las maduraciones musicales que vienen a hacer una cumbre en su primer disco personal.

   
Alejandro Albornoz – Fluctuaciones (Pueblo Nuevo)

Alejandro AlbornozFluctuaciones (Pueblo Nuevo)
Instalado en la Universidad de Sheffield, en Inglaterra, donde realiza un doctorado cuya investigación aborda la voz humana, el lenguaje y la poesía en función de la música electroacústica, Alejandro Albornoz se propone finalizar un ciclo creativo que inició en 2004 como compositor de música acusmática en laboratorios. Fluctuaciones viene a resolver el puzzle de su primera etapa en la creación de música a través de dispositivos electrónicos, y esa obra está reunida en tres volúmenes de fluctuante consideración.

   
Ases Falsos – El hombre puede (Quemasucabeza)

Ases FalsosEl hombre puede (Quemasucabeza)
El tercer disco de Ases Falsos puede haber pasado más inadvertido que sus dos predecesores, Juventud americana (2012) y Conducción(2014), y haber sido eclipsado también por la multiplicidad de su líder, Cristóbal Briceño, que lanzó otros tres discos más en 2016. Aun así El hombre puede tiene un peso propio. Menos historias y menos amor, pero poderosos llamados a salir del sistema y descripciones apocalípticas. Un sonido más fuerte por eso mismo, con guiños al punk, y muy poca melancolía. De nuevo: como los tiempos que se viven.

   
Demian Rodríguez – Demian Rodríguez (MúsicadelSur)

Demian RodríguezDemian Rodríguez (MúsicadelSur)
Arrancó en plan de trovador a rockero entre los cantantes de Valparaíso en la década pasada, pero en su segundo disco Demian Rodríguez madura un sorprendente repertorio de tango, son y mucho bolero con sello de puerto. La opción rima con cantores populares como Ramón Aguilera, Luis Alberto Martínez, el también porteño Jorge Farías y hasta José Feliciano, pero ahora que es moda cantar boleros o valses viejos, Rodríguez la hace mejor: crea repertorio nuevo sobre esos códigos siempre nobles. Sabe.

   
Diego Lorenzini – Pino (Uva Robot)

Diego LorenziniPino (Uva Robot)
El idealizado recuerdo con olor a caca en un parque, la ternura erótica de "Sexo amateur" y la actual mirada a un viaje en bus en "Bus al norte" son el tipo de historias que Diego Lorenzini despliega en su segundo disco, con un sonido suave y acústico: guitarra, ukelele, silbidos, leves percusiones, tenues secuencias electrónicas. El músico talquino es parte de Varios Artistas y de Tus Amigos Nuevos, pero éste es su camino más íntimo. Y por eso Pino es para escucharlo en la intimidad: en un parque, en un dormitorio o en un viaje en bus. Al norte.

   
Elizabeth Morris – Encuentros y despedidas

Elizabeth MorrisEncuentros y despedidas
Cada vez más consolidada como compositora de raíz latinoamericana, Eli Morris profundiza en sus oficios con su cuarto disco: letras sobre raigambre y exilio, intimidad acústica en “Vuelvo al mar”, pinceladas electrónicas en “Fuimos”, aire nortino en “Cada vez que te miro”, incursión caribeña en “Sin su raíz”, cumbia en “A la deriva”, zamba en “Eva Luna”, paisaje latinoamericano en “La mejicana” y ese son cadencioso que sabe armar con las solas seis cuerdas de la guitarra en “En blanco y negro”.

   
Ernesto Holman – De raíz (Eroica)

Ernesto HolmanDe raíz (Eroica)
Una larga investigación que se basa en el pulso de la tierra y las raíces de la música mapuche ha realizado el fundamental músico Ernesto Holman, el pionero del bajo eléctrico en los tiempos de surgimiento del concepto “fusión”. A lo largo de 2016 el ex integrante de Congreso llevó a Brasil a su Etnojazz Trío, que en sí mismo es un representativo concepto alrededor del que se mueve. Y para rubricar su trabajo, de vuelta en Chile lanzó este álbum en un gran concierto en el Teatro Nescafé de las Artes, donde combina sus dos inspiraciones, el choike y la cueca, como materia prima de su propuesta moderna.

   
F600 – Latinoamerican mall (Clang)

F600Latinoamerican mall (Clang)
Si en la historia personal alguien tiene el precedente de haber tocado en un grupo post-punk llamado Pinochet Boys en el Chile real de los horrorosos '80 de Pinochet, ese sello queda por siempre. Miguel Conejeros hoy es F600 y, en uno de sus dos discos de 2016 (el otro es Kafküdengun, junto a Pablo Mellado), lanza un manifiesto crítico sobre enajenación urbana y consumo y competencia extremos con la figura de un mall latinoamericano como metáfora del mal latinoamericano. Electrónica y discurso.

   
Familea Miranda – Radiopharm (BCore)

Familea MirandaRadiopharm (BCore)
A ocho años de su partida a afincarse en Barcelona en 2007 sigue siendo gran noticia cada estreno de Familea Miranda. Radiopharm, séptimo disco del grupo, renueva la experticia de Katafú (guitarra y voz), Rodrigo Gomberoff (bajo y voz ) y el catalán Alex Farré (batería) en la combinación de sonidos minuciosos y exigentes con letras inquietantes, sumado a cierto sello algo más melódico de Katafú en las voces de pistas como “Lorem”. La mejor escuela de eso que se llamó alguna vez rock alternativo.

   
Florencia Lira – La caminante (Cápsula Discos)

Florencia LiraLa caminante (Cápsula Discos)
La muerte de su madre abrió un horizonte nuevo y la conectó casi cósmicamente con Gabriela Mistral, a quien no había leído. En su quinto disco, Florencia Lira ingresa de lleno en el canto, tras diversos experimentos de electrónica y voz, y elabora algunas de las más bellas musicalizaciones de la poesía de la Nobel de Literatura de 1945, siempre desde un ángulo folk con ciertos matices de psicodelia, gentileza de músicos como Felipe Cadenasso.

   
Intimate Stranger – Just (Beast Discos)

Intimate StrangerJust (Beast Discos)
Grabado por los fundadores Tessie Stranger (voz) y Lau Stranger (guitarra) junto a Loreto Calderón (bajo) y Pablo Mangas (batería), Just es el quinto disco de Intimate Stranger. Cuando aparecieron hacia 2005, entre Chile y domicilios pasajeros por Londres o Austin, eran un grupo distintivo por su sonido a base de pop ensoñado y electricidad de guitarras. Hoy, en medio de la revaloración shoegaezer en boga y hasta con cita a The Cure infiltrada, Intimate Stranger suenan distintivos y adelantados.

   
Javier Barría – Estación Pirque

Javier BarríaEstación Pirque
La memoria y el olvido se instalan en una poética oscura de uno de los trabajos mejor logrados del cantautor pop Javier Barría, quien recurre al sonido sostenido y continuo como herramienta narrativa, omitiendo por primera vez el uso de las percusiones. Estación Pirque hace referencia a esa demolida estación de trenes del Parque Bustamante, también llamada estación Providencia, que fue diseñada por el arquitecto Emilio Jecquier. Un símbolo de las capas de tiempo que se superponen y que Barría hace aborda en canciones como “Cajistas de agua”, “Camino Cintura” y “Un país, un solo habitante” y “Ya no se llama”.

   
Las Morenitas – Tengo que vivir cantando (Patrimonio Tagua–Tagua)

Las MorenitasTengo que vivir cantando (Patrimonio Tagua–Tagua)
Auténtica institución viva del folclor chileno, Las Morenitas son un conjunto formado en 1954 y activo hasta la fecha de la mano de las fundadoras Isabel Chabelita Fuentes y Laura Yentzen junto a las más recientes Emilia Mily Ramírez y Fani Flores. Cantoras de rodeo por definición, presentan en su nuevo disco un repertorio con la particularidad de que se trata sólo de cuecas de la tradición e interpretadas en el estilo campesino, en valioso contraste con el actual predominio de la cueca urbana.

   
Liricistas – Bon voyage (Potoco Discos)

LiricistasBon voyage (Potoco Discos)
"No eres el único que está bailando el tango / no dejes que el sueño se apague", rima el dúo rapero maipucino Liricistas en "Sin dejar de soñar", de su cuarto disco, y reitera así el título de su disco previo, No dejes que se apague (2014). El sueño sigue encendido, y es la base de Bon voyage, donde el grupo alude varias veces a su historia, saluda las buenas cosas de su vida y desliza críticas a la sociedad chilena, como siempre. Pero con serenidad. Los Liricistas son consecuentes con su sueño, y Bon voyage es un reflejo de eso.

   
Los Dos Maulinos – Vamos cantando cantores

Los Dos MaulinosVamos cantando cantores
Es un recorrido intensivo el que ha descrito desde su debut en 2015 este grupo formado por dos músicos y cantores de la región de Maule, Mauricio Vega (voz y guitarra) y Miguel Molina (voz, guitarra y rabel), de 28 y 21 años respectivamente. Los Dos Maulinos dan un paso más allá de la cueca y en su primer disco se entregan a un repertorio de valses, corridos, sobre todo tonadas y por cierto cuecas aprendidas en directo de cantoras y cantores de su Maule natal: folclor regional y profundo.

   
Manuel García – Harmony lane (Fusión)

Manuel GarcíaHarmony lane (Fusión)
En cada uno de sus seis discos Manuel García ha descrito giros que suman trazas de trova, rock, pop y folclor. Grabado en EE.UU., Harmony laneviene a primera oída a sumar nuevos puntos cardinales a esa brújula, porque suena eléctrico y folk rocken "Sobre los campos” o "La voz del trueno" y casi country en "El rancho" y gospel en “El predicador”. Pero no pierde la sensibilidad acústica en "Venga la vida" e insiste en los ritmos latinoamericanos con “Romance trajinera”: nuevos y viejos rumbos.

   
Medio Hermano – Lucha libre (Sudamerican Records)

Medio HermanoLucha libre (Sudamerican Records)
Buenas melodías, guitarras de base y un pop inmediato en canciones como “Arturo” son rasgos del primer disco de este grupo tras el EP Medio Hermano (2014). Al inicio un trío con Juan Fernando “Mico” Rubilar (voz y guitarra), Ricardo Herrera (bajo) y Leo Saavedra (batería) y hoy un cuarteto con Mico, Herrera, Luis Herrera (teclados) y David Peña (batería), el grupo remite a La Reína Morsa, trío entre Mico, Saavedra y Victoria Cordero que grabó en 2009. El nuevo pop guitarrero chileno no necesariamente nació ayer.

   
Medio Hermano – Lucha libre (Sudamerican Records)

Nicolás JaarSirens (Other People)
El lugar común de la “música electrónica” queda desactivado ante un disco como Sirens, del neoyorquino/chileno Nicolás Jaar. Bases electrónicas pero también pianos y por cierto voces dan forma a su segundo disco tras Space is only noise (2011), siempre inquieto en lo sonoro y político en las letras, desde lo que parece un sample de la grabación de un diálogo de infancia entre Jaar y su padre, el artista chileno Alfredo Jaar, hasta la crítica social certera del tema “History lesson” al cierre.

   
Nicolás Vera, Pablo Menares y Félix Lecaros – La rueda del tiempo (Discos Pendiente)

Nicolás Vera, Pablo Menares y Félix LecarosLa rueda del tiempo (Discos Pendiente)
Son tres apellidos los que figuran en una gran tipografía en la cubierta del disco que reúne al guitarrista Nicolás Vera, el contrabajista Pablo Menares y el baterista Félix Lecaros, protagónicos músicos del jazz de los últimos diez años como mínimo. En La rueda del tiempo no hay un líder solista, sino tres líderes complementarios que acometen una serie de standards arreglados y las composiciones de Vera “El maravilloso mundo del silencio”, “Pasajero”, y la propia “La rueda del tiempo”. El tiempo es circular: son los mismos músicos que en 2003 grabaron ese álbum generacional que es Fiasco contemporáneo.

   
Pancho Molina – Oración >> antisocial

Pancho MolinaOración >> antisocial
Tres álbumes realizó el ex baterista de Los Tres durante su vida en Estados Unidos, que se inició a a comienzos de 2004 con estudios de composición en la escuela Berklee de Boston y una vida en la grandiosa Nueva York. Es el disco de su despedida, dado que Pancho Molina decidió volver a las raíces de Concepción. Aquí reúne a algunos de sus grandes colaboradores (el pianista Leo Genovese, el guitarrista Elias Meister y el monumental tenorista Joe Lovano), para grabar su música propia, cada vez más expansiva. Lo hizo al frente de tríos, cuartetos y quintetos, en el estudio Sear Sound, el mismo donde John Lennon realizó su disco final, Double fantasy (1980).

   

 



TRES RUTAS POR EL AÑO DISQUERO

 

Del folclor a los clásicos populares

En los registros fonográficos del folclor en Chile se sumaron este año discos como el nuevo título del duradero conjunto Cuncumén en Canto de manantiales, el valioso estreno en vivo hasta ahora inédito de Gabriela Pizarro y Catalina Rojas (A la mar fui por naranjas) y, octogenarios de plano como conjunto, Los Huasos Quincheros en Cantos del patrimonio religioso nacional, CD publicado por la Corporación del Patrimonio Religioso y Cultural de Chile, además de los Huasos de Algarrobal (50 años) y Willy Bascuñán (Arreando un sueño), sin olvidar el disco con que Vicente Bianchi se anticipó a su flamante Premio Nacional de Artes Musicales: Chile fértil.

Más estrenos fueron los del conjunto Antumapu Histórico (Guitarreando América), Carlos Jarufe Jury (Jardín hermoso) y la concertista Eugenia Rodríguez Moretti (La otra guitarra de Violeta Parra), junto a una geografía sonora chilena de norte a sur señalizada por Manka Saya (Agitada capital), Cristian Sanhueza (Tambobrass acústica), La Bandalismo (Antología), Las Primas (Cantares), Los Rastrojinos con Santiago Varas (Campeones cosecheros), Los Dos Maulinos (Vamos cantando cantores), Marisole Valenzuela (25 Años - Homenaje campesino) y otros discos reeditados, Adrián "Chirigua" González (Canciones serias), El Clavel (Sigo elegante y buen mozo), Colelo Identidad Mapuche (Tengo más de lo que puedo poseer) y Lautaro Manquilef (Ül mapuche - Recopilaciones en terreno). La cueca trajo consigo a otro pedazo vivo de historia con lo nuevo de Las Morenitas en Tengo que vivir cantando, además de estrenos de las melipillanas Las Pecadoras por partida doble (Cuecas por rebeldía y Cuéntame una cueca), Medio Chile Clavao (Las cosas por su nombre), Marisole Valenzuela (Cuecas pal mundo Vol. II), el conjunto Maihuén de Los Ángeles (La cueca es nuestra esencia y Las mejores cuecas con Maihuén) y la exploración de Patricio Fuentes en Revolución chilenera.

La música latinoamericana es otra veta histórica en la música chilena, presente en esta temporada en trabajos tan diversos como los de Illapu (Antología viva), el guitarrista Eulogio Dávalos a dos bandas entre Concierto latinoamericano II y Una leyenda hecha guitarra, los reformados y luego redisueltos Santiago del Nuevo Extremo (Santiago del Nuevo Extremo), la raíz en Congreso que comparten Joe Vasconcellos (el EP Llamadas Vol. 2) y Ernesto Holman Etnojazz Trío (De raíz), el regreso de Daniel Campos (6 pájaros), la cantante Paula Batarce (Rostro de hielo) y los autores y compositores Juan Antonio “Chicoria” Sánchez (Chiloética), Francesca Ancarola (Espejo de los sueños), Elizabeth Morris (Encuentros y despedidas) y Alexis Venegas (Invicto). Generaciones más recientes son las de Ankatu Alquinta (Corazón de lata), Simón González (Dibujando el aire), Merkén (Brindo a la muerte), Sankara (Parcerías), Rulo (Vendaval), Demian Rodríguez (Demian Rodríguez), Camilo Eque (Aurora), Federico Wolf (Camino de vuelta), Florencia Lira y la poesía de Mistral en La caminante, Paz Mera (el EP No quiero tu corazón), Josefina Echenique (Maldita bendita), Paula Herrera (De la rosa y el espino), Valentina Rodríguez (La siembra), Carmen Salvador (La parte naranja), Maida Larraín (Lo poco que sé), Luchín Salinas (Del Tercer Mundo), Guille Arancibia (Lo lejano), Vicencio Navarro (Era de noche), Alan González (Viajero), Tomás del Real (Tiempo), Ensamble Transatlántico de Folk Chileno (Volumen I), desde Francia el Barlovento Dúo (El siglo se vuelve azul) y Peces Sexteto ("La pez era").

Sones más mestizos y festivos corrieron por cuenta de Juanafé en Maleducao o La Mano Ajena en Éxitos imbailables, además de Moral Distraída (el EP Hacerlo de día), Travesía (Pantón), Los Del Maipo (Yo vivía junto a un río), Matías Macan (Ekeko), Rukantü (Sereno), Ajimsa (Cosmovisión); las propuestas de músicas del mundo y new age de Escaramuza (El último tren por el sello Mundovivo) y Jorge Herrera (Puntos radiónicos), el reggae de Balaguero (Mientras llueve y En las nubes ) y Tianobless (Sale a la luz), el ska de Delirio Ska (El delirio) y la cumbia expandida entre Anarkía Tropikal (Cumbiapunk 201666), Tomo Como Rey (La fiesta popular), Curazeta (Dimensión interbailable), Cumbia e' Tu Madre (Cumbia chorera), La Pocaverguenzä (Cumbias elementales) y los EPs de Sol y Cumbia (Chilenos todos) y Taco Aguja (Cumbia). La misma cumbia se enlaza con grupos históricos como Los Viking's 5 (Sabor a Vikings) o de masas como Noche de Brujas (Vivir sin tu amor) junto a Banda Tropikal de Vallenar (Lo nuevo), Grupo C4 (Los ángeles caídos del cielo), El Bloque 8 (Cumbia urbana), Megabanda 9 (Invencibles) o Marilda, la Reina de la Cumbia (Tropicalísssima II). Y tan o más popular es siempre el repertorio ranchero, con exponentes como Los Rancheros del Río Maule ("Ni tú ni yo") y Los Kuatreros del Sur (10 años de trayectoria), ambos en formato DVD. La balada suma nuevos registros por cuenta de Paloma Soto (Historia de un amor), Álvaro Véliz (16 años de música), Pablo Castro (el EP Pablo Castro) y los más mediáticos Luis Jara (Jara) y Zalo Reyes (45 años - Grandes éxitos en vivo), mientras la música para niños también se hace presente con los grupos Mosquitas Muertas (Inti Illimoscas), Teatro de Ocasión (Canciones de ocasión) y Banda La Maleta (Bolsa de gatos), y en la discoteca de clásicos populares se anota el pianista Roberto Bravo junto al saxofonista Georg Gratzer en el repertorio internacional de Íntimo y vuelve a destacarse, con nueve décadas cumplidas, la cantante y actriz Carmen Barros, esta vez junto a Julio Garrido en la banda sonora de la obra de teatro ¡Esta señorita Trini! y junto a la Banda La Boîte en The music never goes by y su cancionero cosmopolita.

 

Del rap a la música experimental

Las rimas de 2017 dejaron registros de maestros de ceremonia como Boomer, hombre fundacional del dance hall chileno que regresó al disco con el EP (Actitud), junto a raperos experimentados como Gen (Lar), MC Piri (Dejando huella), Liricistas (Bon voyage), Adickta Sinfonía (Roble), Nosecuenta, también conocido como Mantoi (Todos como ellos) Colectivo Etéreo (Antiwo) y Piter Ponx (Fuera de sí mixtape - Inéditos, rarezas y alucinaciones), y además de savias nuevas como las de Michu y la Sangre Rebelde (Toma tu rabia y organízala) y los exponentes del sello chillanejo ShitBeanYan con discos de Asilo 799 & Tresktorce (Visión espejismo) y Daniel Spack (Piedra angular). Un estreno popular de la temporada fue el de Chancho en Piedra y su regreso al las raíces funk en Funkybarítico, hedónico, fantástico, además de las novedades de Moyenei, que desde México remitió Alma visionaria / Visionary soul (La Luz) y nuevas direcciones emprendidas a partir del funk y el soul, Amanitas hacia el pop en el EP Anónima; Black Angels, es decir el rapero Camilo Castaldi y el guitarrista de jazz Nicolás Vera, en Canción negra, y el registro íntimo de Ignacio Torres (Unplugged).

Para el jazz fue un año productivo, incluidos estrenos internacionales de músicos chilenos con base en EE.UU. como Melissa Aldana (Back home) y Beekman (Vol. 02). Dos hombres con la misma raíz en Los Tres coincidieron con sendos discos: Pancho Molina con Oración >> antisocial y Ángel Parra Trío con Dulce compañía junto al pianista Valentín Trujillo, y el bajista Christian Gálvez lanzó al ruedo las producciones Live at the Blue Note de The Chilean Project y Christian Gálvez Organ Kuartet por su sello pez Records. Y si se trata de sellos, una vez más las dos tiendas de mayor actividad a nivel local fueron, por una parte, Animales en la Via con trabajos de Carmen Paz González (Colores), Agustín Moya Cuarteto (Paréntesis), Sebastián Prado (Medular) y Diego Aguirre (Alebrijes), quien además grabó Llamín; y también Discos Pendiente con La Resistencia (Eterno retorno), Vera Menares Lecaros (La rueda del tiempo), Novas Trío (Gravity's empire), Nelson Arriagada (Moonlight serenata) y Juan Pablo Rivera (Retrato hablado). La herencia free jazz del trío Mystic Chant quedó prensada en Concepts and motifs y hubo más novedades de Mapocho Orquesta (Cicatriz), La Orquesta del Viento (Hombre al sur), CZ Dúo (CZ Dúo), Diego Riedemann 3 (Sinke), The Diego Urbano Incident (All wrong notes), Gabriel Puentes con Leo Genovese (No somos dos), el jazz gitano de Los Temibles Sandovales (Los Temibles Sandovales) y Gipsy Trío (Crunchy town swing), Claudio Recabarren Madrid (Hammonada), LSB Trío (SCL), Anita López (Latinjazz session - Entre sesiones y fusiones) y Boris Ortiz Swingteto (Homenaje a Benny Goodman).

En música contemporánea y de concierto la pianista María-Paz Santibáñez envió desde su domicilio en Francia el disco Échos et resonances - Un hommage à Claude Helffer; así como aparecieron estrenos de Diego Errázuriz (Berlin meditations), Hanns Stein (Obras para voz y cámara - Compositores de Chile y Europa vol. 9-10. Archivo exclusivo / grabaciones originales, por el sello especializado SVR Producciones) y la creación electroacústica de José Miguel Candela en 4 piezas acusmáticas por los Derechos Humanos, publicada por el sello Pueblo Nuevo. La electrónica también consigna actividad internacional, con estrenos de Nicolás Jaar (Sirens) en Nueva York, Sanfuentes (el EP Artslave) por Sanfuentes Records, AyeAye (SaYAa) por Cómeme y una nueva partida chilena por el sello danés Clang: Aoraquï (Techne), Frank Benkho (A trip to the space (between)), Silvio Paredes (Silvio Paredes presents Poptronics remixes) y F600 (Latinoamerican mall). El mismo F600, es decir Miguel Conejeros, se mostró prolífico con otros dos discos por sendos sellos: Kafküdengun (Hueso Records), en sociedad audiovisual con Pablo Mellado, y Dos puertas y un puente para una banda sonora (Pueblo Nuevo). A su vez Pueblo Nuevo sacó a circulación registros de Oscar Santis (Desde la caja), Francisco Pinto (Retarded), Bryan Holmes (Arak Saya) y Cafeína Kid (Neko), mientras otros netlabels pusieron el ínea música de Caravana en Caminata (Quemasucabeza). Alisú & Jack_Plug en A su lado y Baradit en Fiscalização eletrônica (Epa Sonidos), Daniel Klauser en S.D.W.F. (Slow dance with friends) (Diamante Label), Roman & Castro en Visitante (Pirotecnia) y los discos de remixes de El Sueño de la Casa Propia en Reconstructions, Vol 1 (Ponk) y Vaskular en Meta remixes (Discos Pegaos).

Y el terreno más experimental dio pie a registros como el de Luis Barrie y Nicolás Carrasco en Campanas y los de varios sellos: el neoyorquino Hueso Records despachó vinilos de Atom™ (Radetzky loops live) y del underground ochentero de las Cleopatras (Cleopatras); desde Rancagua el sello ruidista ACS Noiselabel publicó nuevos registros de 5ebuts (Escasos sentidos y Glitch); Jacobino Discos incrementó su catálogo con Nawito Dúo (Labores), Calostro (15.01.09. Antología), Universo Error de Ahorcarte (Esqueletos cómplices) y Simón Guerra (Vukovar); Templo Sagital produjo nuevas grabaciones de Thanatoloop (Nadaísmo, No memory, Salmón: la carrera en círculo), E.T.C.S Records lanzó en cassette A Espiral de Bukowsky (Philosophical pulp fiction) y The Mugris (En vivo Radio Valentín Letelier), músico sureño que además presentó Super dog por las etiquetas Discos Cetáceos y Traición 73 Records; tal como The End of Samsara, es decir Roberto Oyarzún, volvió a multiplicarse entre Electro spazz beat (Cieliro Diystro) y, por Chancacazo Records, Abandona tu Diego Rivera, Todo lejos tiene un cerca… y el trío Cuico que integran Rodrigo Araya, Cristian Forte y Roberto Oyarzún, prensado en el disco Cuico.

 

Del pop al rock

La distintas vertientes del pop evidenciaron el alza que viene mostrando esta música hace ya más de un lustro. 2016 trajo los nuevos discos de de La Ley (Adaptación) y del cantante Alex Anwandter (Amiga) junto a producciones de ribetes internacionales de Manuel García (Harmony lane), Kali Mutsa (Mesmer), Soledad Vélez (Dance and hunt) y Andrés Landon (Indias). A escala local hubo estrenos de López, ex integrantes de Los Bunkers (Vol. 1), Titae & Kataix (Qué pasooo!!!), Bitman & Roban (No hay derecho), Alejandro Gómez (El libro del mar), Los Otros, nuevo grupo de Pablo Ugarte tras su salida de Upa (Planetas), Sergio Lagos (Cosmos), Gonzalo Yáñez (Vuelve a creer en mí), Yo Soy Pérez (Canción egoísta Vol. 1), Patricio Cáceres (África), Matías Oviedo (Amores tuertos) y Ángela Acuña (Música de Ángela), junto a los nombres más nuevos de Consuelo Schuster (Esta vez), Paz Court y la Orquesta Florida (Cómeme reinventado), Verónica Soffia (La vida es corta), Testa (Somos fuego), Daniela Amaya (En el silencio), las bandas Aiken (Aldea global), Madvanna (MV) y La Horda (Positivo), Monik (Viva) y Fran Sfeir (Fran Sfeir).

El pop de raíz más reciente también tuvo una cosecha significativa con Pedropiedra (Ocho), Javier Barría (Estación Pirque), Felicia Morales (Febrero), Ases Falsos (El hombre puede), Cristóbal Briceño (Cuerpo a cuerpo), Miss Garrison (Al sol de noche), Prehistöricos (La velocidad de las plantas), Fármacos (Estado de gracia), Survey Team (Premonición), We Are The Grand (Volver y Se incendió), Diego Lorenzini (Pino), Medio Hermano (Lucha libre), Camaleón de Pantano (Cómo me gustan las locas), Amarga Marga (Mi arma blanca), Sahara Inn (Fantástica), Urban Monk (A lua y Primavera en secreto), Wentru (Esquimal), Oscar Hauyon (La trampa de la evolución), Entrópica (Al espacio), Garbo (Burning roses), Darek (Tú vives en mí), Marcelo Varas (La fiesta del ruido) y los sureños Unodemás (El sueño del libertador).

Pese a tantos lugares comunes asociados, el rock se confirma cada vez como un espectro sonoro amplio que, por historia, amerita una primera mención al regreso de la banda de jazz rock Quilín en ADN, y que esta temporada va desde los reconocidos Weichafe con Mundo hostil hasta las lecturas personales y estimulantes del piano de Carolina Holzapfel (Selfie) o los bronces delirantes de Dayanandrea en Superestar, estos dos últimos estrenos del sello El Templo Rekords, pasando por el DVD Huellas con las recreaciones de Ciudadedós sobre Víctor Jara.

En escuelas técnicas del metal se inscriben los guitarristas Claudio Cordero (Quasar) y Erick Ávila (Origen), junto al rock progresivo de los históricos porteños Tryo (a dos bandas entre Ofrenda y Órbitas: Un viaje por el cosmos y el ser hacia una nueva conciencia y Ofrenda), Seti en Bold travels (todos estrenos del sello especializado y sureño Mylodon Records), Aisles (Hawaii) y Homínido (Alado). También coexisten la matriz blusera de Chankacazo (Metálico blues), el gesto callejero de Catoni (Virtual / Nuestra mafia) o Alto Voltaje (Contracorriente), la herencia rap metal de Ribo (Máscaras), el peso de Vago Sagrado (Vago Sagrado), el psychobilly de Voodoo Zombies (Santa muerte), el sonido análogo de La BIG Rabia (La BIG Rabia), el folk rock de Matías Cena (El destierro, estos dos últimos por etiqueta Algo Records) y Roque y los Caminantes (Aquí y ahora), la raíz alternativa de Familea Miranda (Radiopharm), Congelador (Persona), Perrosky (Cielo perro), OH! (OH!), The Droolers (Black or blue) y Flame (En el borde), vía Volodia Discos.

Por las atmósferas del dream pop, el shoegaze y la psicodelia circuló nueva música de grupos como Intimate Stranger (Just), Slowkiss (el EP The cliff), Club de Surf (Hype), las propuestas más contemplativas del sello LeRockPsicophonique con Inverness (Después de mañana) y Marcos Meza (There's no one her) y la siempre activa disquera BYM con estrenos en vinilo de Trementina (Almost reach the sun), The Ganjas y Nairobi (The Ganjas meets Nairobi), Chicos de Nazca (Fire ride) y Delta 21 (S.P.B.V.). Y la generación más joven de pop independiente terminó en 2017 por prensar una mayor cantidad de discos: por el Sello Piloto hubo novedades de El Cómodo Silencio de los que Hablan Poco (Run Run) y los EPS de Patio Solar (Los movimientos), Las Olas (Noispop) (Canciones para mis amigxs), Los Valentina (Señoras) y Siempre Llueve al Atardecer (Siempre Llueve al Atardecer), a la par que Tuneless Records publicó a Velódromo (el EP Velódromo) y el sello Fisuroa lanzó el split o disco compartido entre Columpios al Suelo y Dolorio y los Tunantes (Gritos y susurros). Dead Christine editó Heaven & hell por Charco, y el reciente sello Zilla Records agregó a Hola Extraño en Dije "Hola" a un extraño y los EPs de Artificiales (Artificiales), Planetario (Planetario) y Voy y Vuelvo (Cada incendio es temporal).

Entre el cuño punk y el pulso de hardcore se escuchan a su vez referentes de la talla de Políticos Muertos (Todas las tumbas), Curasbún (Inmortales) y Punkora (Contra el suelo) junto a los serenenses Doctor Demencia y sus vetas de ska (La revolución de la grasa), los penquistas Pegotes (XXI), Durango 95 (Corazón negro), asamblea internacional del fuego (Dialéctica negativa), Chances (Distancia focal), Clarens (Porno amateur), Matahero (Pensamiento lateral), el post-hardcore de Dejalosangrar (Vol. 2 Habach / Polanco / Robles) y el siempre prolífico Giancarlo Landini como SigObrilllAndo (Bye bye city life). Y en las diversas vetas metaleras también hay novedades de bandas de la experiencia de Nimrod (Time of changes) y Bewitched (Nemesis and the revelation of doom) junto a estrenos de Inanna (Unearthed relics), Trimegisto (Pocilge). Envenomed (Maleficent supreme incarnation), Metakiase (La ruta de la Araucanía) o Mourners Lament (We all be given) entre otros.

 

 

Selección y contenidos: MusicaPopular.cl - Iñigo Díaz, Marisol García, Jorge Leiva y David Ponce | Diseño: Claudio Pérez P.